Una tarde de marzo. El momento para plantar una suculenta…

Mari Ángeles Altozano 29 de Marzo de 2023

Una tarde de marzo. El momento para plantar una suculenta (del latín succulentus, que significa "jugoso" "sustancioso"): dícese de las plantas con capacidad para almacenar grandes cantidades de agua y así ser capaz de sobrevivir en situaciones adversas. La reconoceremos mejor por sus propiedades sanadoras, curativas o cosméticas, como el Aloe vera.

Pues bien, una tarde de marzo un grupo de niñas y niños han sembrado suculentas. Lo han hecho en un centro al que acuden semanalmente en el barrio de Usera que pertenece a Cáritas Madrid y cuyo precepto es ‘sembrar igualdad’ entre los menores vengan de donde vengan, sean quienes sean.

Son Ana, Joel, Claudia… a quienes sus papás y mamás quieren mucho, pero es que también trabajan demasiado; y están cansados de correr de un lado a otro pidiendo una oportunidad laboral; y buscan recursos para hacer frente a las facturas de la luz, ¡cada vez son más altas! lo dicen en las noticias; y a veces el idioma les impide ayudarles con los deberes; y a veces llegan tarde a casa, o lloran a escondidas en la cocina, aunque sonríen a la hora de acostarlos. Por eso en el centro les ayudan con los deberes, los escuchan u organizan actividades lúdicas donde disfrutar y reír. Es donde siembran en ellos valores, conocimiento y oportunidad. Y ahora, ellos, han sembrado suculentas.

Este gesto primaveral tiene algo de poético y metafórico. Lo hemos pensado cuando nos han informado de esta actividad desde la Vicaría V. Entusiasmados contaban, “estas plantas guardan la energía del sol y almacenan agua, es lo que pretendemos con estos niños y niñas, que en su infancia almacenen, guarden y hagan crecer semillas de igualdad y solidaridad en nuestro mundo”.

Lo han hecho en marzo, para que no olviden otra forma de igualdad: la de mujeres y hombres. Son las semillas de la igualdad. Sembrar plantas resistentes a la adversidad, ante la mirada atenta y curiosas de niños cuyas familias luchan cada día para vencer las adversidades, y que sus hijos crezcan felices. Que almacenes en sus raíces el agua de la justicia, que arraigue en ellos el amor.

Ahora reguémosla, bajo el temprano sol del marzo y las posibles lluvias de abril.

#vicaria5 #infancia #igualdad
Volver