Atención y acompañamiento a personas vulnerables

Personas sin hogar

Sin hogar
La falta de un alojamiento estable y propicio para la convivencia genera situaciones de exclusión grave. Sea cual sea la causa de esta situación, apoyamos a estas personas sin hogar.

Se trata de proyectos con los que generar vínculos que rompan el aislamiento social que viven las personas sin hogar que, por diferentes circunstancias, se encuentran sin casa, sin trabajo, sin familia.

La crisis por la pandemia, sumada a la anterior crisis económica, ha hecho que aumente el número de personas sin hogar. Nuestros programas se centran en brindar la asistencia que más se ajuste a la persona, a través de procesos de motivación y recuperación.

Proyecto de toma de contacto y acompañamiento, en su espacio habitual, a personas que viven en la calle. Su objetivo es generar vínculos para romper el aislamiento social y reducir los riesgos y el deterioro que provoca la estancia prolongada en la calle.

Es el recurso específico de Cáritas Madrid que garantiza un espacio físico abierto 24 horas. Dispone de Centro de Día (8:00 a 21:00 horas) y Centro de Noche (21:00 a 8:00 horas) en que se ofrece un espacio estable de descanso.

Pertenecen a la Federación de Asociaciones de Centros para la Integración y Ayuda a Marginados (FACIAM).

Este proyecto residencial tiene como objeto dar una atención integral (psicosocial), desde un alojamiento estable, a las mujeres en situación de calle que estén siendo atendidas desde  CEDIA Mujer.

Se trata de vivienda compartida y supervisada de 4 plazas, con un periodo de estancia máximo de un año, para hombres en situación de calle que estén siendo atendidos desde CEDIA. Cuyo objetivo es ofrecer un espacio más normalizado para iniciar o continuar procesos de inserción y prevenir la entrada en el circuito del sinhogarismo a     personas que llevan poco tiempo en la calle.

Es un  Centro de Día para personas sin hogar  en la sierra noroeste de Madrid. Se hace en colaboración con la Fundación REDA de los Padres Agustinos.

Es un recurso residencial 24 horas destinado a personas en situación de exclusión que necesitan un apoyo tutelado. Recibe la colaboración de la Congregación Amistad Misionera Cristo Obrero (AMICO) y el gran apoyo de la Orden de San Agustín.

Es el servicio de acompañamiento que apoya los procesos de inserción de personas en situación de exclusión y vulnerabilidad social mediante una intervención global y multidisciplinar –social, psicológica, educativa–.

Volver