Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Voluntariado con alumnos del Colegio Mater Amabilis en la parroquia de San Juan de Dios

Cáritas Madrid. 27 de enero de 2016.- El colegio Mater Amabilis, ubicado en Villa de Vallecas,  ha organizado una experiencia de  voluntariado dirigida a sus alumnos para ello ha contactado con Cáritas Madrid –Vicaria IV- para que los chicos participarán en alguno de sus Proyectos.

 

Dos voluntarios de Cáritas de la Vicaría IV, Eusebio  y Luis, se encargaron de recoger a los jóvenes en el Colegio para llevarlos a la parroquia de San Juan de Dios y acompañarlos asimismo  de vuelta al colegio. Les acompañó Faustino, profesor del colegio, que conoce bien a sus alumnos y que comentó que eran bastante buenos estudiantes. Acudieron veinte jóvenes de quince y dieciséis años que estudian cuarto de la ESO y primero de bachillerato.

 

Una vez que se llegó a la parroquia de San Juan de Dios, se les enseñó a los niños el local donde se almacenan y empaquetan los alimentos para su reparto entre las familias necesitadas de la zona. Había muchos alimentos, tantos que no cabían en el local y parte de los mismos tuvieron que dejarse en la Parroquia.

 

Los voluntarios que trabajan en estas tareas, dirigidos por Antonio, hombre bonachón de bastante edad,  hacen un trabajo impresionante. Reparten los alimentos en cajas con distintos productos y cantidades en función del número de miembros de cada familia. Reparten alimentos mensualmente a más de cien familias necesitadas de la zona.

 

En cuanto a la acción de voluntariado propiamente dicha, tras enseñarles a los niños el local y explicarles cómo se hacía el reparto y demás tareas, los alumnos participaron en grupos de unas cinco personas en una actividad consistente en llenar cajas de comida para las familias. Luego, los alumnos y los voluntarios cantaron con gran espontaneidad y alegría y  compartieron unas galletas que les dio la parroquia.

 

Finalmente, los niños ayudaron al párroco de San Juan de Dios, Don Gonzalo, a descargar una furgoneta llena de alimentos y se volvieron para el colegio.

 

La experiencia fue muy positiva y los chavales se mostraron educados y participativos en todo momento.

 

Damos las gracias al Colegio Mater Amabilis por organizar esta mañana esta experiencia de voluntariado para sus jóvenes alumnos y también a la Parroquia de San Juan de Dios por dejarnos colaborar.