Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Visitar el Centro de Tratamiento de Adicciones es una forma de poner cara a un problema social

Es necesario poder mirar los rostros de las personas con adicciones desde la solidaridad, pero también desde la dignidad y desde la confianza de que con la ayuda necesaria podrán salir adelante. Así lo ha podido ver un grupo de voluntariado de Cáritas Vicaría III que ha visitado el CTA para ver quiénes y cómo se responde a esta necesidad social desde la acogida y el acompañamiento.

 

Cáritas Madrid. 13 de enero de 2022.- El Centro de Tratamiento de Adicciones (CTA) de Cáritas Diocesana de Madrid ha abierto sus puertas para acercar la realidad social con la que trabaja, y para poner rostro y humanizar un problema social como el de las adicciones.

 

En concreto, se ha recibido a un grupo de personas voluntarias, pertenecientes a las Cáritas parroquiales de Cáritas Vicaría III, de los arciprestazgos de Moratalaz, La Merced y Nutra Señora de la Antigua, en Vicálvaro.

 

El propósito de esta visita ha sido conocer esta obra social, y las necesidades a las que se da respuesta, como parte de un recorrido que las y los voluntarios están haciendo por los diferentes recursos de Cáritas Madrid.

 

Para el equipo de personas contratadas y voluntarias del CTA esta visita “es una oportunidad para que nos pongan cara; para que conozcan quiénes y cómo trabajamos y en qué áreas intervenimos; qué servicios ofrecemos a las personas que acompañamos en ese difícil camino que recorren; y también, qué tipos de situaciones ligadas a la adicción nos vamos encontrando”.

 

En el recorrido se les ha transmitido la idea de que este servicio se basa en la acogida y el acompañamiento para dar una nueva oportunidad a personas a quienes las adicciones les ha robado el trabajo, la salud, la familia, el hogar y hasta la ilusión de un futuro mejor. Por eso es tan necesario poder mirar sus rostros, desde la solidaridad, pero también desde la dignidad y desde la confianza de que con la ayuda necesaria podrán salir adelante.