Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Un verano en CEDIA

El proyecto de personas sin hogar de Cáritas Madrid, más conocido como CEDIA, nos cuenta cómo pasan estos días tan calurosos a través de distintas actividades.

 

Cáritas Madrid. 3 de agosto de 2015.- El calor se cierne sobre nuestro patio, lo que no impide que gracias a unas sombrillas, nos encontremos varias personas jugando a las cartas, al dominó, o simplemente charlando distendidamente.

 

Al otro lado del recinto, y bajo otra sombrilla, un grupo de 5 personas están participando en el taller de creación, el objetivo nada menos es el de crear un futbolín con el que disfrutar todos. Parece difícil el reto sí, pero teniendo el precedente de la construcción de una mesa de ping-pong, todo es posible. Por cierto, que buenos torneos se juegan todos los días al caer el sol.

 

Aunque en el interior el aire acondicionado y los talleres invitan a no salir, bien es cierto que si se trata de una salida a la piscina, es otra historia. Y es que un día a la semana vamos a la piscina municipal a refugiarnos de esta ola de más de 40º, que entre zambullidas y largos, nos sentimos más relajados.

 

Tampoco nos queremos perder salidas al exterior, como al parque del Retiro, que hacen que los días sean menos rutinarios, y que muchos vean esa gran zona de Madrid, que algunos no conocen o tenían olvidada.

Y aunque hemos estado en obras, en CEDIA no cortamos la actividad y hemos continuado con ella día a día, adaptándonos, y continuando con nuestros ya veteranos talleres de repostería, jardinería, musicoterapia... y comenzando algunos nuevos, como el ya mencionado taller de creación, o el de manualidades con cápsulas Nespresso. Sin olvidar que continuamos dando voz y vida al ambiente con las reuniones de comunidad o asambleas, que tanto nos aportan a todos.

 

Podríamos decir que en CEDIA no nos vamos de vacaciones, y que continuamos ofreciendo opciones de entretenimiento y alternativas al calor para que sea un verano para todos los gustos, y sobretodo, más acogedor y entrañable.