Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Un verano “abierto por vacaciones”

En pasado mes de junio se acabó el curso, pero lejos de colgar la mochila o cerrar el ordenador, en Cáritas Madrid no hemos parado. Este es un resumen de unos meses de nuestras actividades de ocio saludable, talleres, salidas, entradas, acogidas y visitas estivales y especiales que han hecho de éste, un verano excepcional.


Cáritas Madrid. 2 de septiembre de 2019.- En estos últimos meses hemos visto como los más pequeños han terminado el colegio; en muchos centros y vicarías se han producido encuentros de voluntarios para hacer balance del curso, actos para dar la bienvenida al verano, pero lejos de cerrar nuestras puertas, en Cáritas Madrid hemos estado abiertos por vacaciones.


El 24 de junio se dio el pistoletazo de salida a las Colonias Urbanas y Campamentos de Cáritas Madrid. Un total de 464 niños y niñas, acompañados por 46 monitores y más de 140 personas voluntarias, tuvieron  la oportunidad de pasar un verano diferente en las 14 Colonias Urbanas y tres Campamentos que organizamos en colaboración con el Programa Caixa ProInfancia de la Obra Social "La Caixa". A estas colonias acuden los niños de 6 a 16 años, a los que se acompaña desde los equipos de las oficias de Cáritas en las parroquias, desde los residenciales, desde los Centros Educacionales de Menores o de proyectos en zonas de exclusión como Cañada Real, y son una manera de vivir un verano lleno de actividades de ocio, talleres educativos y de formación en valores, excursiones, piscina y de convivencia con otros niños. El respeto, el compañerismo, la generosidad o el cuidado del medio ambiente y la diversión han sido protagonistas este año, en el que además se han organizado tres campamentos externos: dos de ellos en la Sierra de Madrid y el tercero en la playa, donde acudió un grupo de niños y niñas que residen en Cañada Real y que acuden durante todo el año al centro para menores y sus familias que Cáritas Madrid tiene en esta zona excluida de Madrid. 


Terminaron las Colonias pero no la actividad con los menores a los que acompañamos desde los diferentes recursos de Cáritas Madrid. En la propia Cañada se ha mantenido el centro abierto para las familias que no viajan en verano con talleres y actividades deportivas y de refuerzo educativo con las que se ha ofrecido un entorno seguro y de ocio saludable para los menores que viven en el Sector VI.


Desde los Residenciales de Cáritas Madrid, en el que viven familias cuya falta de ingresos les impide acceder a una vivienda del mercado normalizado, se han realizado actividades con los menores y sus familias especiales como excursiones a la Sierra junto a otros residenciales, visitas al Zoo o jornadas y talleres, como los de Zumba, para fomentar la convivencia y pasar un verano saludable y divertido.


Los centros como el de CEDIA 24horas, para la acogida de personas sin hogar, además de mantener su actividad habitual se han organizado salidas especiales a la piscina, conciertos o visitas a museos. En la Casa de Acogida San Agustín y Santa Mónica, además de terminar la mudanza a su nueva ubicación en Antonio González Porras, han realizado originales talleres protagonizados por las personas (en riesgo de exclusión social) que allí residen y excursiones. En el centro para personas sin hogar con alguna enfermedad mental Nuestra Señora de Valvanera, en los centros de día para mujeres, (como el de Alonso Cano o Luis Vélez de Guevara) o en el Centro de Tratamiento de Adicciones de Santa Hortensia tampoco han parado de realizar actividades con las personas que desde allí se acoge y de salir y disfrutar de actividades especiales y rincones que ofrece Madrid en verano como el Museo Naval, las vistas desde las Cuatro Torres o ver una sesión de cine.


Tampoco han parado en las ocho vicarías. Excursiones al Aquópolis o al Pantano de San Juan, talleres con los menores y sus familias y actividades veraniegas para mitigar el calor se han sumado al ritmo habitual que se mantiene en sus oficinas, que son la principal puerta de entrada de todas las personas en busca de algún tipo de acogida que acuden a Cáritas Madrid. El miércoles fue testigo de la actividad del servicio de acogida de la Vicaría IV el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, que visitó, junto al obispo auxiliar monseñor José Cobo, la oficina y pudo estar con las personas atendidas allí por los voluntarios y trabajadores de Cáritas y conocer de primera mano la acogida que se está realizando desde las parroquias a los refugiados que buscan asilo y que no han sido atendidos por las administraciones; una tarea en la que los agentes de Cáritas Madrid también han colaborado este verano.


Ahora toca volver a la rutina, retomar el ritmo habitual que marca el curso en Cáritas Madrid y poner en marcha, un septiembre más, nuestro compromiso que, como dice nuestro lema es un compromiso que “mejora el mundo”.