Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Un espacio de encuentro, alegre y lleno de proyectos en la Cañada Real para dar respuesta a las personas que viven allí

Juan Carlos Merino, vicario episcopal de Vicaría IV y los sacerdotes coordinadores de Cáritas Vicaría IV celebran su reunión de coordinación en el centro "La Fábrica".

Cáritas Madrid. 12 de junio de 2019.- Ha tenido lugar tuvo la Reunión con los sacerdotes coordinadores de Cáritas de los diferentes arciprestazgos de la Vicaria IV, a la que también asistió Juan Carlos Merino, vicario episcopal de Vicaría IV, el equipo de Dirección de Vicaria y la Persona de Apoyo. En esta ocasión quisieron que se realizara la reunión en el Centro que tiene Cáritas en la Cañada Real Galiana para conocer de cerca esta realidad. 

Nos recibe y explica el proyecto Pablo, su responsable. Nos dice que existen seis sectores en la Cañada Real Galiana, que abarca más de 14 km de longitud. Nos explica como en Cañada la falta de infraestructuras y la escasez de recursos es una grave dificultad, especialmente en el sector 6, el más grande por extensión (6 kilómetros) y por población (un 60%). Donde no hay calles asfaltadas, ni alumbrado, ni recursos educativos, ni sanitarios y dónde Cáritas ha decidido estar presente. En este sector seis es donde Cáritas tiene un Centro que era una antigua fábrica de muebles. 

Visitamos las instalaciones mientras charlamos. Pablo, nos habla de los adultos que acuden por las mañanas para mejorar su español, de los que acuden al aula de informática para iniciarse en este mundo o para  aprender a buscar trabajo. Nos enseña el Taller Profesional de Peluquería donde los jóvenes aprenden un oficio con el que ganarse la vida el día de mañana. A pesar de proceder de un asentamiento chabolista y de vivir en unas condiciones de precariedad social, las alumnas y algún alumno apuestan por esta formación con buena actitud y excelente  disposición a aprender un oficio que les posibilite el día de mañana salir de la situación de exclusión social en la que se encuentran. Y nos enseña donde, todas las tardes, niños y niñas encuentran un espacio donde recibir apoyo escolar, merendar y trabajar hábitos y relaciones sociales. Este espacio hace unos meses que se ha ampliado trabajando con los más pequeños (de 3 a 6 años) Es un verdadero proyecto de mediación escolar que busca reforzar las habilidades sociales y escolares de los más pequeños. Aproximadamente unos 145 menores de infantil, primaria, secundaria y educación no obligatoria (bachiller, grados, etc) que viven en el sector 6 de la Cañada Real asisten por las tardes, después de salir de clase, al proyecto de refuerzo educativo. En el Centro realizan tareas escolares, meriendan con sus compañeros y comparten un rato de ocio saludable. Además, realizamos, nos sigue explicando Pablo, excursiones urbanas los viernes por la tarde, e incluso campamentos de semana santa y verano durante las vacaciones escolares. Y que no se nos olvide entrenamos y jugamos al fútbol y participamos en torneos y ligas de la zona. 

Damos las gracias a Pablo y a su equipo por abrirnos las puertas y compartir con nosotros un rato de la mañana, contagiándonos con su actitud positiva y con sus palabras llenas de esperanza. 

Poco queda de esa antigua fábrica de muebles, en este espacio ordenado y lleno de vida, con las fotos de los menores y de los alumnos de peluquería adornando las paredes descubrimos un Centro alegre, útil y lleno de proyectos.