Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

“Tenéis que ser la alegría y la esperanza de los que la han perdido”

La Charla Institucional en la Escuela Superior de Ingenieros Industriales deja sorprendidos a los estudiantes: “No sabía que Cáritas Madrid hacía todo eso”.

 

Cáritas Madrid. 2 de marzo de 2016.- Cáritas Madrid celebró la semana pasada una Charla Institucional con un grupo de jóvenes en la Escuela Superior de Ingenieros Industriales. Una sesión impulsada por la primera Feria de Voluntariado en la Universidad, Volunfair, que tuvo lugar los días 17 y 18 de febrero.


Bajo el lema “una feria de universitarios comprometidos con el mundo” acogió a más de 1.500 jóvenes interesados en ayudar a los demás, por lo que Cáritas Madrid acudió a explicar en la Universidad todos los ámbitos en los que pueden colaborar y desarrollar su voluntariado. En la sesión se resumieron en tan sólo una hora qué es Cáritas Madrid y dónde actúa, los más de 400 proyectos que realiza y la misión que tiene la gente joven en todos ellos.


Conocieron los diferentes planes de actuación de Cáritas Madrid: para personas vulnerables, personas en situación de exclusión social y personas integradas. Y entendieron que el modo de actuar varía en función de las circunstancias en las que se encuentre la persona. Les explicaron que en situaciones de riesgo es fundamental que se pongan todos los medios necesarios para evitar que las personas sean excluidas y que, cuando esto ocurre, hay que hacer todo lo posible para que recuperen la participación en la vida social.


También se hizo mucho hincapié en el Plan para la Concienciación Social, con el objetivo de que los jóvenes vieran que informar de la realidad, concienciar y animar a la gente a que se implique en Cáritas Madrid y participe en sus proyectos es una parte muy importante del voluntariado.


Muchos de los Servicios Transversales dejaron boquiabiertos a los asistentes.  “Hay personas que tienen necesidades sociales, generales y básicas como son un empleo, un hogar… Y aquí trabajamos en ello”, explicaban. El tratamiento y el apoyo a personas drogodependientes, los servicios de Empleo y  Vivienda, el apoyo en hospitales y el asesoramiento jurídico fueron los servicios que más sorprendieron a los estudiantes, porque eran los que menos conocían. “No sabía que hacían todo eso, tu tampoco, ¿verdad?”, murmuraba una de las chicas desde la fila de atrás.


“Necesitamos juventud”, decían riendo desde Cáritas Madrid. “Hay muchos voluntarios mayores que, por ejemplo, no saben idiomas, informática… Atendemos a mucha gente que viene de todo el mundo, por lo que necesitamos personas como vosotros que manejen idiomas y nuevas tecnologías… Y que aporten frescura y buen humor; tenéis que ser la alegría y la esperanza de los que la han perdido”.


El tiempo no es un inconveniente para Cáritas Madrid, porque piensan que todo es cuestión de ponerle ganas y entusiasmo. “Aunque tengáis poco tiempo siempre podéis ayudar. El simple hecho de contar lo que hacemos ya es una acción importantísima”, decían. “Quizás hay alguien que gracias a eso, bien se siente llamado a colaborar, o se da cuenta de que tenemos un servicio que puede necesitar”, añadían. Los jóvenes fueron conscientes de que hay muchas formas alternativas de participar en el voluntariado que quizás no se habían planteado: dar voz a la entidad, acudir a proyectos puntuales, impulsar nuevas acciones… “Vuestra colaboración irá en función a las preferencias y capacidades de cada uno”, explicaban. “Intentamos adaptar las habilidades del voluntario a los proyectos que realizamos para que pueda enriquecer las actividades”. Así, los estudiantes interesados en colaborar vieron que era muy importante que tuvieran claro cuales son sus puntos fuertes y cuáles son sus debilidades a la hora de escoger en qué ámbito querían desarrollar su voluntariado. Al final de la sesión todos rellenaron la solicitud para colaborar en Cáritas Madrid señalando las preferencias en función a todo esto que se les había explicado.


Dos de los asistentes participaron en la exposición explicando en qué consiste Caritas Madrid Universitaria, nacida recientemente el mes de diciembre, y las acciones en las que pueden colaborar. Es el caso del Bocadillo Solidario, una iniciativa que realizan jóvenes de toda la Universidad cada miércoles a las ocho de la tarde. Acuden al centro de Madrid para dar comida y compañía a las personas sin hogar. “Muchas veces es más la charla que hay mientras que el bocadillo en sí, ellos lo que más aprecian es que les escuchen”, explicaban los estudiantes.


“Lo más importante para Cáritas Madrid es que sepáis qué responder si alguien acude a vosotros y os cuenta uno de sus problemas”, decían. “Sobre todo escuchadles, y después decidles que acudan a su parroquia, porque allí les acogerán para brindarles todo el apoyo que necesiten”.