Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Sed felices en la justicia: Sin ella, no hay humanidad

Presentación de la Campaña de Navidad en los Arciprestazgos del Espíritu Santo y Santísima Trinidad ubicados en Cáritas Vicaría II.


Cáritas Madrid. 16 de diciembre de 2015.- La felicidad que tanto anhelamos en nuestras vidas no solo es hartarnos y acabar hartos...., hartos de que las necesidades superficiales no nos satisfacen, por más que nos empeñemos en poner ahí nuestras fuerzas.


La persona en búsqueda de felicidad, la persona que va llenando su corazón de historias que se va encontrando en su andadura vital. Y una sana felicidad nos saca de la indiferencia, del conformismo y nos convierte en escoltas del sufrimiento y de la esperanza ansiada.


Felicidad que nos lleva a concretar y vivir la justicia, una justicia que es ajustarnos al Espíritu. Justicia que nos libera y sana porque nos da esa felicidad que no rasca solo en la superficie sino que va a lo nuclear, a nuestro cogollito que nos define y configura. Y esa sanación liberadora de esta justicia se concreta en palabras tan llenas de significado y pasión como dignidad y derechos.


¡¡Tantos desajustes en nuestro mundo que rompen el plan de Dios porque rompen a la persona y su proyecto de vida!! Desajustes de no poder cubrir las necesidades básicas, de no disfrutar de un trabajo digno y malvivir una indignidad sin futuro, de presente que nos trampea y anestesia. Unos desajustes a ajustar según los vivimos meditando el Evangelio y mirando con bondad los pequeños universos de la gente que sufre, auténticas estrellas del firmamento fraterno, aunque sean estrellas sin el brillo aparente de la dignidad.Ser felices desvelandonos y desviviéndonos por cambiar las desigualdades que padece nuestra gente, los míos, aunque apenas los conozca.


Una justicia que no categoriza en buenos y malos, sino que nos llena de humanidad. Así lo han vivido 26 voluntarios de estos dos Arciprestazgos, en la parroquia de Espíritu Santo, dejando simbolicamente su huella en una sencilla dinámica, con motivo de la presentación de la campaña institucional para este curso, enfocada en el tiempo de Navidad.


Felices en humanidad allanando injusticias, ajustando lo torcido y encorvado por la pobreza. Todo ello reflexionado y compartido, será acogido y celebrado con la Navidad: la felicidad de la promesa cumplida por Dios para nuestra liberación desde la justicia y la humanidad. No hay mayor ajuste. No hay gozo más pleno.