Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Seamos el abrazo de las personas más vulnerables

Ese abrazo a quienes sufren es lo que el Papa Francisco define como caridad. Y así lo han recordado en el encuentro celebrado en Cáritas Vicaría III, donde además de marcar las líneas de actuación del curso para avanzar en los diferentes proyectos y acogidas parroquiales, se ha manifestado el compromiso de seguir “abrazando” a quienes se acercan.

 

Cáritas Madrid. 25 de noviembre de 2021.- En Cáritas Vicaría III se ha celebrado una reunión, coincidiendo con el primer trimestre del curso, en la parroquia de Nuestra Señora del Reina del Cielo. En ella se ha contado con la presentación del nuevo vicario episcopal, Ángel López Blanco.

 

Tras superar las barreras de aforo impuesta por la pandemia se ha podido realizar una encuentro cercano y emotivo, que ha reunido a más de sesenta personas.

 

Esta participación es, como señalan desde la vicaría, “un indicativo de la resolución de las y los voluntarios de Cáritas Madrid para seguir prestando apoyo a la parte más necesitada de nuestra sociedad, venciendo los miedos actuales, y mostrando la disposición de seguir al servicio de nuestros hermanos”.

 

El encuentro comenzó con una oración introductoria, después de la cual se presentó al nuevo vicario. Ángel López con unas sencillas y cercanas palabras, y sentido del humor, se puso a nuestra disposición.

 

Seguidamente José López, director de Cáritas Vicaría III, resumió las líneas maestras de actuación de la vicaría para el presente curso, y animó a todas las personas seguir con su labor social “sabiendo la importancia que la misma representa para muchas familias vulnerables”.

 

Y también una de las voluntarias, Teresa Hernández Clot, expuso su experiencia vital como voluntaria en diferentes proyectos a lo largo de su vida, en alguno de los cuales ha involucrado a su propia familia, esposo e hijos, y en los que siempre ha podido salir adelante “gracias al apoyo y la fuerza que Dios”. La empatía y franqueza de Teresa “envolvió y motivó para continuar con alegría la labor de voluntariado”.

 

Este encuentro marca un nuevo punto de partida en la Vicaría III para avanzar en los diferentes proyectos y acogidas parroquiales. Por eso concluye con su agradecimiento y compromiso de abrazar a las personas más vulnerables

 

“Damos gracias a Dios y pedimos que nos dé su fuerza para que seamos el abrazo de las personas que sufren, de las más vulnerables, tal y como define el Papa Francisco que es la caridad, ‘el abrazo de Dios a cada persona, especialmente a los más pequeños y a los que sufren, que ocupan un lugar preferencial en su corazón’”.