Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Rompamos nuestros prejuicios y miedos, apostemos por la dignidad humana

Presentación de la Campaña de las Personas Sin Hogar en los arciprestazgos de Santísima Trinidad y Espíritu Santo de Cáritas Vicaría II.

 

Cáritas Madrid. 18 de noviembre de 2016.- En los locales de la parroquia de Espíritu Santo,nos convocamos 29 voluntarios y trabajadores de Cáritas (2 de ellos sacerdotes) con el fin de compartir el mensaje y las experiencias que nos suscita la campaña de las Personas Sin Hogar.

 

Después de la acogida inicial de José Luis, dedicamos unos momentos de silencio para dejar preocupaciones y caer en la cuenta de quién nos convoca. Para dar sentido a nuestro quehacer, Pepe acudió a la palabra de Jesús y del papa Francisco y así poder entender quienes son los sin hogar, y qué objetivos y ejes van a constituir nuestra acción. Las cifras de pobreza del informe FOESSA nos situaron ante una realidad tozuda y muy dura de digerir.

 

Un vídeo del Papa nos animó a continuar, a no caer en el desaliento. A continuación, unas fotos sobre la marginalidad de los sin techo, apoyadas sobre la música del tema Historia de Lucía,  nos sirvieron de pretexto para reflexionar sobre nuestros prejuicios, nuestra insensibilidad y miedo, la complejidad de ese mundo, nuestras prisas, pero a la vez cómo son personas necesitadas de afecto porque han perdido su dignidad y que en algunos casos su falta de motivación para cambiar de vida resulta difícil de superar.  Dialogamos sobre cómo el modelo económico actual fractura aún más (economía al servicio del 1%) por ello es necesario seguir sensibilizando y denunciando.

 

Tras una breve reseña del trabajo de CEDIA y la invitación al acto público, el jueves 24 de noviembre, a las 11h en la Puerta de Sol esquina con la calle Arenal, José Luis nos invitó a hacer juntos la oración final, el credo de Galarreta. Después de recoger nuestras bolsas con los materiales de campaña y los abrazos correspondientes nos despedimos hasta un nuevo encuentro.