Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

 "Procuremos ante todo que esta casa sea un hogar de caridad, una casa de acogida, donde se difunda ampliamente la fragancia del amor de Cristo"

Cáritas Madrid. 21 de junio de 2018.- Este miércoles, 20 de junio, con una temperatura que nos hace ver que el verano ha llegado, Juan Carlos Merino, vicario episcopal de la Vicaría IV, y Javier Cuevas, vicario episcopal de Acción Caritativa, han bendecido los nuevos locales del Centro de Cáritas Madrid en Cañada Real  que se ubica en la Vicaría IV que acogen un nuevo proyecto socioeducativo para menores de 3 a 6 años.

 

Al acto acudieron Luis Hernández Vozmediano, director diocesano de Cáritas Madrid, Javier Hernando, secretario general de Cáritas Madrid, Susana Hernández, directora de las Obras Sociales Diocesanas de Cáritas Madrid y Agustín Rodríguez Teso, párroco de Santo Domingo de la Calzada la parroquia ubicada en la Cañada Real, para acompañar al equipo de personas voluntarias y educadores del Centro.


El acto comenzó con una oración donde Javier Cuevas nos animó desde el corazón, para que el agua que se iba a derramar por el centro fuera un signo de bendición. "Procuremos ante todo que esta casa sea un hogar de caridad, una casa de acogida, donde se difunda ampliamente la fragancia del amor de Cristo", señaló el Vicario Episcopal.


"Gracias por ser testigos de la misericordia del amor de Dios"

Tras la bención, Luis Hernández daba las gracias por la labor que todas las personas realizan en el Centro. "Es el Señor el que nos ha traído a todos aquí", señaló, "es bonito darle gracias a Dios por la misión que el nos ha dado".

 

Tras la bendición, Agustín Rodríguez Teso, párroco de Santo Domingo de la Calzada, nos ayudó a profundizar y reflexionar sobre la identidad del voluntariado de Cañada y su vinculación con Cáritas como Iglesia.


Sonrisas con futuro. Aula Infantil para menores de 3 a 6 años

"El primer día que los niños se acercaron al centro sus sonrisas de ilusión y la de las familias nos hicieron comprobar que teníamos que poner nuestro granito de arena por un futuro mejor para estas niñas y niños" señaló Pablo Choza, responsable del Proyecto, donde agradeció el trabajo de todas las personas voluntarias que día a día hacen posible con su compromiso por mundo mejor para las personas que viven en la Cañada Real.


En nuestro acompañamiento con las familias y la relación con los centros educativos hemos visto la necesidad de poner en marcha una Aula Infantil por las tardes, para menores de 3 a 6 años,  escolarizados o no, en el segundo ciclo de educación infantil pública en horario de mañana, con el objetivo de reforzar el aprendizaje que se realiza en la escuela pública y motivar a la asistencia a la misma a aquellos que no lo hacen,  con el objetivo de disminuir las desventajas curriculares y de habilidades sociales con las que parten estos menores. El proyecto está concebido para que todos los espacios (entrada, desarrollo de las actividades, merienda, aseo, salida) tengan un objetivo educativo.


Paralelamente a estos servicios, en la valoración de la familia y del menor se puede considerar el acceso a un servicio de evaluación y tratamiento psicológico y a un servicio de psicomotricidad. Para favorecer el desarrollo de los menores en el ámbito del ocio educativo, se realizan colonias urbanas en los periodos de vacaciones escolares.