Saluda del cardenal arzobispo. Semana Santa 2017