"Nunca robemos la dignidad del hombre". Carta semanal del Arzobispo de Madrid.