Mirar la vida con bondad porque soy Hijo de Dios