Las iniciativas de economía social son el mejor testimonio de que es posible realizar una actividad económica sostenible