Las Entidades de Iglesia que trabajan con refugiados y migrantes piden al presidente Rajoy que frene la deriva causada por el cierre de fronteras