En Chamberí, presentes y comprometidos