El Papa preside la Vigilia Pascual en la noche del Sábado Santo y pide dar un lugar central en nuestra vida a “Jesús resucitado”