El compromiso voluntario, mucho más que una tarea