El cardenal Osoro: «En la cruz acogemos las heridas del mundo y entregamos las nuestras»