Dios piensa en ti para enviarte a la misión