Cáritas denuncia las múltiples violencias que sufren las mujeres y reclama políticas que aseguren la igualdad real