Cada salida es una entrada a otro lugar