Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Primer domingo de Adviento: Comenzamos la preparación a la venida del Señor Jesús

Encenemos la primera vela de la Corona de Adviento.


Cáritas Madrid. 2 de diciembre de 2018.- Todo acontecimiento importante requiere preparación. La preparación externa va caldeando nuestro corazón y sin darnos cuenta lo predispone a lo que va a acontecer. Una fiesta de cumpleaños nos exige que preparemos un lugar adecuado, elegir los invitados, prever la comida y los elementos festivos. A medida que vamos preparando cada una de estas cosas, nuestro corazón se va iluminando con el evento, de forma que, cuando llega, saboreamos cada instante de la fiesta. El acontecimiento no pasa, es vivido en toda su plenitud.

 

El Adviento es tiempo de preparación del cumpleaños de Jesús. En la medida que vamos disponiendo cada uno de los elementos necesarios para la fiesta, cuando llegue el día 24, saborearemos cada instante, cada segundo de ese día.  Pero en Navidad no solo celebramos un algo que ocurrió en el pasado, sino que Jesús realmente se vuelve de nuevo a hacer presente en nuestra vida. Preparar en este Adviento nuestro corazón  através de todos los elementos posibles: carteles y frases que lo recuerden, oración, celebración de la Palabra, nos permitirá que nuestra Navidad no sea una más, como otras tantas, sino "una más" que se hace experiencia configuradora de lo que somos, de nuestro camino existencial.

 

Nuestra Campaña "Tu compromiso mejora el mundo" nos ayuda a preparar la fiesta este Adviento profundizando en lo que significa el compromiso cristiano como una forma de ser y estar en el mundo y responder a esa realidad que nos reclama; e interpelándonos cómo y desde dónde hacemos las cosas porque "donde está tu tesoro, allí está tu corazón" (Mt 6, 21).

 

Iniciamos hoy el tiempo de preparación a la venida del Señor Jesús, el Adviento. Todo lo que vamos a ir celebrando en estas próximas semanas será anuncio de ese recorrido que hacemos hacia "el que viene", pero también presencia "del que está"; será camino hacia el Señor glorioso y apertura al Señor que se acerca.

 

La corona de Adviento

Ya es tradición entre nosotros que esté presente en nuestras celebraciones la corona de Adviento. Cada uno de los elementos que la componen está lleno de significado. El círculo representa el ciclo interrumpido de las estaciones; las hojas verdes perennes simbolizan la persistencia de la vida en medio del duro invierno, y las velas encendidas la permanencia de la luz en medio de la oscuridad de este tiempo.

 

Primera vela de la Corona de Adviento

Hoy encendemos la primera vela de la Corona de Adviento. La luz que nos acompañará esta primera semana nos puede ayudar a acoger al hermano y a la hermana que sufre, y velando, comprender si estamos atentos a la presencia del Señor...; si nos abrimos a la novedad de Dios.


Oración de bendición de la Corona de Adviento:

Señor Jesús, en este tiempo en que nos preparamos a tu venida

queremos que nos muestres el camino con la pequeña luz de estas velas,

que iremos encendiendo a lo largo del Adviento. ¡Te pedimos que nos ilumines!


Que podamos ver nuestro interior, que nos mantengamos despiertos para ello.

Que podamos contemplar tu presencia en nuestros hermanos y hermanas y,

haciéndolo, sepamos como acogerlos.


Acogiendo a los demás, atentos a sus necesidades,

notaremos también que estás a la puerta y llamas, que,

si oímos tu voz y abrimos, entrarás y cenarás con nosotros y nosotros contigo.


Bendice, Señor, esta corona verde que hemos preparado

como signo de esperanza y de apertura.

Bendice esta primera vela como espera de los tiempos nuevos en los que,

limpios de nuestros despistes y dejaciones, sepamos abrirnos a tu voluntad,

viviendo con tus mismos sentimientos.