Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Presupuestamos recursos, buscamos ser eficientes... y completos

Reunión del equipo de administración y presupuestos de Cáritas Vicaría II.


Cáritas Madrid. 8 de noviembre de 2018.- Hay una parte de la gestión y el quehacer de los centros de Cáritas, ( en este caso, de una Cáritas de Vicaría..) que es más discreta, continuada y para muchos más espesa y engorrosa , pero es crucial y determinante para que los proyectos de voluntariado puedan desempeñar sus acciones. Ese ámbito es el de planificar los ingresos y gastos de los próximos meses para poder facilitar dinero y control riguroso del mismo, a todas las actividades que dependen de la Cáritas de Vicaría. Para ello, se convoca el equipo de Dirección, que supervisa y marca desde las líneas de programación anual; la secretaria, responsable y encargada de mantener y controlar lo administrativo y la contabilidad; y la persona voluntaria que se dedica durante el año a los informes económicos y otras tareas de gestión y que sirve de apoyo a las anteriores responsabilidades.


Sin esta “ sala de máquinas” que no luce tanto en cuanto a visibilidad de la actuación de Cáritas, no se podrían ni financiar ni sostener el mantenimiento de lo programado en tareas por los voluntarios, ni conservar la logística de los espacios físicos que acogen semanalmente las diversas actividades realizadas con las personas con las que se interviene socialmente. Cáritas tiene una trabajada y ganada fama del buen hacer por parte de la sociedad, en la distribución de prestaciones económicas a las personas más golpeadas por la crisis y la desigualdad en general. Todo ello se hace meticulosamente planificando y con la transparencia que exigen estos tiempos tan complejos, pero eso no nos hace perder la perspectiva que en Cáritas, el recurso más completo y eficaz, es el potencial que toda persona lleva en sí misma. Por eso decimos en Cáritas, que la persona es el mejor recurso. Así, buscamos ser eficientes en la distribución de los  recursos asignados y ser completos en cuanto a sacar lo mejor de las personas.