Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

 

 

3.3.- MUJER EN RIESGO SOCIAL


Las mujeres en situación de exclusión social están en situación especialmente vulnerable, por lo que Cáritas Diocesana de Madrid ha creado respuestas específicas dirigidas a ellas.


En el año 2019 atendimos a 915 mujeres a través de los proyectos específicos dirigidos a mujeres.


Centro de Día "Alonso Cano"

Este centro está dirigido a mujeres en situación de riesgo social (ausencia de red económica y
familiar de apoyo, violencia de género, desempleo, problemas de salud mental u otras problemáticas). El objetivo de este centro de encuentro y acogida es convertirse en un espacio de referencia que facilite la integración social y permita prevenir situaciones de marginalidad. Se realizan talleres grupales y actividades que permitan potenciar el desarrollo personal de cada mujer, el ocio saludable, actividades socioeducativas, etc.



Centro de Atención a la Mujer "Concepción Jerónima.

Situado en la calle Concepción Jerónima, 19. Es un espacio de alta flexibilidad con 74 plazas, que está dirigido a mujeres en situación de exclusión social, y que ofrece unos servicios para atender sus necesidades básicas, así como un lugar de encuentro, asesoramiento, escucha y acompañamiento para mejorar su calidad vida.


Abre sus puertas todos los días del año y fiestas (excepto el 25 de diciembre y el 1 de enero) desde las 11:00 hasta las 20:00 horas y está concebido como un espacio de acogida en el que las mujeres cuentan con servicio de ducha -con kits de higiene femenina-, lavadora y secadora, café y merienda y una gran sala de descanso con televisión, consigna, zona de lectura, juegos de mesa y ordenadores con acceso a internet. Además de acompañamiento a las mujeres, el centro les ofrece información y orientación para facilitar su acceso a diferentes recursos en función de su situación y necesidades.


La finalidad de este espacio de Cáritas Diocesana de Madrid es iniciar un proceso de atención a las mujeres en exclusión que evite un mayor deterioro físico y/o psicosocial y acompañarlas en el proceso de recuperación desde el acceso a recursos y servicios de ayuda, hasta el asesoramiento y apoyo emocional de la mano de un equipo técnico y de las personas voluntarias del proyecto, así como de un equipo de vida, formado por las Misioneras del Espíritu Santo, que, con su incorporación a este nuevo espació, aportarán y compartirán su carisma a la Diócesis de Madrid.

 

Casa María Rafols

Proyecto residencial creado en 2016. Se trata de una vivienda para dos mujeres, solas o con hijos a cargo, que están protagonizando un proceso de inserción, preparándose para vivir de forma autónoma. Se desarrolla en colaboración con la Congregación Religiosa Hijas de la Caridad de Santa Ana.Tres religiosas voluntarias de esta congregación participan en este proyecto. Se encuentra dentro de la Red territorial de Vicaría IV (Red social y familiar), con acompañamiento del profesional de referencia del Arciprestazgo San Pedro Advíncula.

 

El objetivo es ofrecer un soporte y acompañamiento, que ayude a conseguir el grado suficiente de autonomía, la mejora de sus relaciones interpersonales y sociales, así como la adecuada construcción de su propia red social e integración en la vecindad.


Proyecto "Nazaria baja a la calle"

"Nazaria baja a la calle" es un proyecto residencial tutelado para mujeres jóvenes en situación de sin hogar en colaboración con las Misioneras Cruzadas de la Iglesia. El proyecto Nazaria está dirigido a chicas en situación de riesgo social de 18 a 28 años y sin red de apoyo familiar o social, y nace de la necesidad de atender a este colectivo para evitar situciones de sinhogarismo temprano y con ello el daño que supone para las personas, y especialmente para las mujeres, estar en situación de calle. De esta manera, desde este proyecto residencial, Cáritas Diocesana de Madrid ofrece a estas mujeres la oportunidad de salir de su situación de exclusión social desde un entorno seguro y educativo, teniendo en cuenta y abordando los factores estructurales, personales o competenciales que les han arrastrado.


Para ello, "Nazaria baja a la calle" no solo proporciona a las mujeres una vivienda con las necesidades básicas cubiertas, también les ofrece un recurso educativo, con profesionales que les apoyan, para mejorar sus competencias personales, educativas y, en la medida de lo posible, laborales y formativas, con el objetivo de que consigan su autonomía e inclusión social.