Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

 Monseñor Osoro: "Los abuelos sois facilitadores del encuentro entre los hombres"

Con motivo del Día de los Abuelos, el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, ha escrito un mensaje en el que destaca que los abuelos son "facilitadores del encuentro entre los hombres" y les muestra el amor, la gratitud y la confianza de la Iglesia:

 

El Día de los Abuelos es una fiesta de profunda raíz familiar, sin olvidar la dimensión social e institucional que ella tiene también en nuestro mundo de hoy. ¿Quién no recuerda y siente un cariño especial por los abuelos? ¡Cuántas cosas buenas nos enseñaron!.

 

Con este motivo, os invito a todos a recordar la importancia de nuestros abuelos, la gratitud que les debemos, el protagonismo que deben tener dentro de la familia y de la sociedad. Ellos educaron a sus hijos en situaciones de mucho sacrificio y dificultades. Les regalaron los valores que hacen sólidas las relaciones fraternas. Crearon la convivencia alegre y cordial en la familia, y animaron en la sociedad el amor, la solidaridad y la entrega desinteresada. Nuestra fe cristiana se fraguó en el fuego y hogar de nuestros abuelos. Y siguen siendo para los más pequeños una referencia de vida, de sabiduría, de esperanza y, de acogida y encuentro.

 

Os invito a celebrar esta fiesta y manifestar nuestra gratitud y afecto por todo lo que ellos han hecho por nosotros, desde el don de la vida hasta el regalo de la fe, y por todo lo que significan para nosotros. Entre otras cosas:

 

1. Vosotros los abuelos, sois nuestras raíces, "nuestra roca" (Mt, 7, 24) sobre la que se edificó nuestro hogar y nuestra familia. Las dificultades no pudieron con sus cimientos y se mantienen firme en el tiempo esas raíces.

 

2. Los abuelos sois entronque de generaciones y enlace entre las mismas. Sabéis acoger, suavizar, complementar y entrelazar a mayores y pequeños.

 

3. Vosotros regaláis los mejores dones que habéis recibido: el amor y la sabiduría de la experiencia.

 

4. Mostráis con esa experiencia de la vida, aquello por lo que merece la pena vivir. Lo esencial de toda vida humana que conduce a la felicidad y a la plenitud.

 

5. Y en definitiva, los abuelos sois puerta abierta para todos. Sois facilitadores del encuentro entre los hombres, en nuestro mundo de hoy.

 

Os propongo algo muy importante: que superando el miedo, pongáis la confianza de vuestra vida y de la historia de esta humanidad en manos de Dios. El Dios que es bondad, es amor, es fidelidad, es encuentro, es fraternidad, es comunión, es horizonte. El Dios que nos da salida, que no nos deja andar a tientas, que es para nosotros luz. Hemos sido llamados para vivir en una confianza absoluta en Dios. Porque nos ama. Esto nos lo habéis enseñado vosotros.

 

Queridos abuelos: La Iglesia os mira con amor, gratitud y confianza. Agradece vuestro testimonio y os necesita para anunciar a Jesucristo. Os acompaña con su oración y confía vuestros gozos y esperanzas, y los de vuestras familias a san Joaquín y santa Ana".