Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Monseñor Osoro advierte de que «retirar a Dios de la vida es 'suicidar' la familia»

Catequesis de monseñor Osoro en la fiesta de la Familia.


Cáritas Madrid. 27 de diciembre de 2015.-Ayer, recién llegado de Barcelona, donde participó en la toma de posesión de monseñor Omella como nuevo arzobispo, monseñor Osoro impartió por la tarde, en la catedral una catequesis con motivo de la fiesta de la Sagrada Familia. Ante numerosos fieles, el arzobispo de Madrid empezó incidiendo en que, en el recién estrenado Año de la Misericordia, no podemos olvidar que la familia es un «hogar de misericordia» en el que «se vence la indiferencia», porque «nadie sobra»; no solo no se permanece indiferente a los problemas de ninguno de sus miembros, sino que se atiende especialmente a los más débiles. «No existe diferencia porque el amor de Dios está presente. [...] Yo querría hablaros hoy de la belleza y de la grandeza que da Jesús a la familia», aseveró.

 

En primer lugar, monseñor Osoro recordó que «Jesús comienza su vida pública precisamente en una boda, en el inicio de una familia nueva». «En el seno de un hogar, entra Jesús», que «quiere estar dentro de la familia», como demostró desde el inicio al «hacerse presente en esta tierra y en este mundo a través de una familia». Y en aquella boda en Caná realiza su primer milagro y «muestra su rostro de Dios». «Ante una situación de una familia que está en apuros, Él interviene» y lo hace «por indicación de su madre»; convirtiendo el agua en vino y dando así la «dignidad» que merece al comienzo de una familia, explicó.

 

En segundo lugar, el arzobispo de Madrid subrayó que «Jesús cura, protege y acompaña a la familia»; «nos cuida si le dejamos entrar en nuestra casa» de las enfermedades más grandes, como los egoísmos propios. Y advirtió de que «retirar a Dios de la vida, o el intento de retirarlo de la familia, del núcleo más esencial que ha existido, es suicidar la familia». «Cuando está dentro de la familia, la protege, elimina las posibilidades de ruptura», insistió.

 

En tercer lugar, monseñor Osoro aprovechó que «todo el mundo habla del futuro» para lanzar varias preguntas: «¿Qué vais a dejar a vuestros hijos? ¿Qué vais a dejar en un país? [...] ¿Qué futuro vais a hacer?» «El futuro no se hace solo con la economía», señaló, antes de preguntarse si «¿Dejamos un mundo con familia o rota la familia? ¿Dejamos el mundo con un hogar de misericordia que vence la indiferencia o lo eliminamos?».

 

En esta línea, en cuarto lugar, señaló que la familia es más que un techo porque es «una escuela de humanidad, de libertad...» y recordó que ese «humanismo de verdad del que hablaba san Pedro Poveda» se halla en la Eucaristía, «donde aprendemos a cuidar, proteger y acompañar».

 

«El amor de Dios quiso salir de sí mismo, por eso Dios creó el mundo y lo más hermoso que creó en el mundo fue la familia. Creó el hombre y la mujer y les dio todo para ellos. [...] Se lo dio todo a una familia», ha concluido.

 

Tras la catequesis, se rezó el rosario en la puerta de la catedral y luego varios centenares de fieles fueron en procesión hasta la cripta, donde comenzaron las 24 horas de adoración al Santísimo.


Actividades de hoy domingo

Este domingo, de 9:00 a 11:30 horas, hay una bendición personal del prelado madrileño a cada familia que acuda a la catedral. A las 12:00 horas se celebrará una solemne Eucaristía presidida por monseñor Osoro, que continuará bendiciendo familias de 14:30 a 19:00 horas. Si bien, a las 17:00 horas, el arzobispo impartirá también una bendición general para aquellas familias que lo deseen. A las 19:00 horas habrá rezo de Vísperas y bendición de los novios, para concluir con un recital del Coro de la JMJ.


Gesto solidario

En estas fechas navideñas, el arzobispo de Madrid ha pedido a las familias un gesto solidario, que consiste en una ofrenda económica a favor de las familias más necesitadas de nuestra diócesis. El dinero que se recaude en las parroquias con este motivo será entregado en la Misa que se celebre en la catedral el 27 de diciembre por una familia representante de cada una de las ocho vicarías de la diócesis. Además, aquellos que lo deseen podrán hacer su contribución económica durante toda la jornada, en la catedral. Cáritas Madrid se encargará de distribuir ese dinero entre familias en riesgo de desahucio.

 

Fuente: Infomadrid