Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Miradas llenas de solidaridad

Las personas que acompañamos desde los diferentes proyectos y servicios de Cáritas Diocesana de Madrid han podido pasar una revisión oftalmológica y, aquellos que lo han necesitado, van a recibir unas gafas graduadas gracias a la acción solidaria de la empresa Essilor.


Cáritas Madrid. 14 de octubre de 2019.- Estos días, en el Centro Arciprestal de San Lucas de Cáritas Vicaría VII, no han dejado de entrar y salir familias y personas de todas las edades y barrios de Madrid. La empresa Essilor ha ofrecido a todas las personas que acompañamos desde Cáritas Diocesana de Madrid la posibilidad de hacerse una revisión oftalmológica y, en los casos necesarios, tener unas gafas graduadas de forma totalmente gratuita.

 

El objetivo de Essilor es mejorar la visión de las personas más desfavorecidas de nuestra diócesis y para ello 15 voluntarios de la empresa han dedicado dos jornadas a graduar la vista y proporcionar unas gafas para mejorar el día a día de tantas personas. El bajo rendimiento en el aprendizaje o el desarrollo personal de niños y adultos muchas veces está ligado a problemas de visión. Cuando las familias tienen dificultades para pagar la vivienda o la comida, la posibilidad de solucionar un problema de visión de uno o varios de sus miembros pasa a un plano secundario, por lo que en muchas ocasiones, si no fuera por colaboraciones como la de Essilor, muchas personas no tendían la posibilidad de graduar su vista.

 

El responsable de Essilor de este proyecto de voluntariado explica que esta colaboración busca que todo del mundo pueda sentirse parte de la sociedad, aunque tenga un problema físico de vista, y dotar de un equipamiento correcto a todas aquellas personas y familias que por diferentes circunstancias no pueden conseguirlas de una manera normalizada. De esta manera, las personas que han pasado por el Centro Arciprestal de Cáritas Madrid estos días han podido tener una primera revisión visual y de éstos, aquellos que los profesionales de Essilor han visto que podrían necesitar gafas se les ha hecho una segunda revisión más pormenorizada con optometristas y han podido elegir unas monturas de su muestrario. Finalmente, dentro de veinte días podrán recoger sus gafas.

 

Este proyecto, que ya se llevó a cabo para las familias que acompañamos en Cañada Real, no solo ha beneficiado a cerca de 250 personas que han pasado estos días por el Centro Arciprestal de San Lucas; para las personas voluntarias de Essilor ha sido una experiencia “maravillosa”, dicen. “Ha sido un baño de realidad que nos ha puesto los pies en el suelo”, afirman. Es además “muy gratificante poder ayudar a los demás y poder ver el trabajo final de lo que hacemos cada día”. “Lo mejor: la cara ilusión de los beneficiados, sobre todo cuando son niños”, señalan.