Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Lo primero es no juzgar a la persona que tenemos delante, porque marcará nuestro trato con ella

45 jóvenes universitarios reflexionan sobre cómo acercarse a las personas sin hogar.


Cáritas Madrid. 6 de abril de 2017- "¡A veces no es fácil esto de ser voluntario cuando salimos por las calles de Madrid! Muchas veces no sabes si hacerle una pregunta a una persona sin hogar le puede ofender." Nos decía uno de los jóvenes universitarios, que sale todos los miércoles en el proyecto "Bocadillo Solidario" a través de Cáritas Madrid Universitaria.

 

Por ello, hemos hablado con la dirección de las Obras Sociales de Exclusión Social de Cáritas Madrid para que nos ayudaran, en estas y otras preguntas que nos van surgiendo día a día, en nuestro voluntariado. Para dar respuesta a estas preguntas, ayer miércoles por la tarde/noche nos acompañó Jose, responsable del Centro de Información y Acogida (24 horas) para personas sin hogar, más conocido como CEDIA.

 

Al encuentro acudimos más de 45 universitarios con ganas de reflexionar sobre el trabajo que realizamos cada miércoles. Jose nos dió pistas de qué hacer para poder dignificar a la persona, y saber qué apoyo les podemos dar.

 

Para ello nos fue dando pistas de nuestro trabajo con las personas sin hogar que nos encontramos los miércoles por las calles de Madrid, que os hacemos llegar en estas líneas:

 

- que nos tenemos que hacer: ¿cómo crees que te ve la gente a la que ayudas? ¿qué espera de ti? ¿cómo ponerse en su lugar?

- ¿Qué puedo hacer yo por ellos? ¿Cómo reacciono si alguien no quiere hablar? ¿Por qué llega una persona a la calle?

- «Hay una historia detrás de cada persona. Hay una razón por la cual son como son. Piensa eso antes de juzgar a nadie»

- «Las personas sin hogar cada vez tienen un perfil previo más normal»

-«Una persona llega a la calle por suma de factores estructurales, institucionales, sociales-relacionales, personales»

- «La mayoría de la sociedad no ve a las personas sin hogar, y si los ve, los ve como un estorbo»

- «Lo primero es no juzgar a la persona que tenemos delante, porque marcará nuestro trato con ella»

- «La cercanía, el respeto, el cariño son cosas que se notan»

 

Tras esta reflexión, nos repartimos para salir por las calles cercanas a la Puerta de Sol y la zona de Colón donde pudimos poner en práctica lo aprendido.