Martín de los Heros, 21 - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Llamados al cambio, abiertos a la esperanza

Presentación de la Campaña de Navidad en los arciprestazgos de San Blas y Nuestra Señora de la Blanca de Cáritas Vicaría II.

 

Cáritas Madrid. 28 de diciembre de 2017.- La actitud de servicio es algo que brota desde la generosidad de las personas ante una necesidad que vemos o nos piden. En Cáritas valoramos y vivimos el servicio como una disponibilidad, el ser ofrenda permanente ante lo que nos solicitan, ante la realidad que nos interpela y cuestiona. Luego vendrán las acciones, los gestos solidarios según las fuerzas y desvelos de cada persona. Los voluntarios de San Blas y Canillejas de Cáritas Vicaría II nos hemos convocado para la tradicional “Fiesta del polvorón” y así reflexionar sobre la campaña de Navidad y tomarnos unos productos navideños para seguir cultivando fraternidad y sentido de pertenencia a la Comunidad.


Paloma, voluntaria del equipo de Sensibilización, nos presentó las líneas de fuerza y posibilidades que la campaña nos propone para celebrar la Navidad. El enfoque para estas fiestas es actualizar y activar nuestro compromiso voluntario y fundamentarlo desde la fuerza del nacimiento de Jesús. Su entrada en la Historia desde una situación de no tener vivienda, estar a la intemperie, pero esa desnudez y ese desarraigo se vieron sostenidos por sentirse habitados por la presencia de Dios.


Una entrada histórica que fue lugar de gracia y tiempo de sanación y liberación para el pueblo. Es el compromiso fundante que vivimos los de Cáritas y el que acogemos y celebramos en Navidad con toda la Comunidad.


Un compromiso activo y actualizado que nos llama al cambio personal vivido en un contexto comunitario y así mejorar al mundo para disolverlo de miedos, incertidumbres y sospechas que nos hacen caer en el individualismo y no buscar la felicidad común sino el repliegue en catacumbas seguras y blindadas “con los que son de los míos”, perdiendo así riqueza humana y posibilidades de desplegar nuestras cualidades en libertad.


La Navidad nos abre al futuro porque hay apuesta por lo humano; la Navidad es compromiso con lo pequeño que nos devuelve la confianza de unos por otros. La Navidad es ser pregoneros de buenas noticias con solidez. Por eso el compromiso de los voluntarios de Cáritas es sentirnos enviados al cambio, abiertos a la alegre esperanza.