Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

La prestación económica como herramienta de cambio social: la posibilidad antes que la necesidad paralizante

Escuela de Vida en la zona de San Blas, Canillejas y Ciudad Lineal de Cáritas Vicaría II.


Cáritas Madrid. 3 de diciembre de 2015.- No es fácil ser voluntario de una acogida parroquial. Atender tantas necesidades y escuchar y aliviar tanto sufrimiento que doblega y retuerce la vida de lantas familias de nuestros barrios. No es grato vivir el fracaso y la impotencia. Pero desde ese contexto de desesperanza, el voluntariado de un equipo de acogida parroquial tiene la misión eclesial y la oportunidad institucional de provocar cambio social que haga aflorar dignidad y posibilidad en lo que aparentaba irrecuperabilidad social o estaba en un peligroso comienzo de deterioro deshumanizante. Por ello, animados por Xandra, del Equipo de Prestaciones económicas, 58 voluntarios pudieron situar e incorporar a su biografía del compromiso, una serie de claves para que su tarea tramitando prestaciones económicas tenga la perspectiva de ubicarse en un proceso de cambio social liberador que haga posible la justicia social y sea por tanto un medio y no un fín en la relación de apoyo para quien la recibe:


- No tenemos soluciones a todas las problemáticas planteadas. Tampoco estamos para ello. Porque no estamos solos como equipos a la hora de acompañar; la escasez de dinero es una consecuencia y que las personas tienen muchas más dificultades que los no ingresos o la precariedad familiar de los mismos. Que antes es el ser de la perosna, con su misterio, sus contradicciones, sus fracasos y anhelos.


- La prestación económica que facilita Cáritas Madrid y se ofrece desde las acogidas de las Cáritas parroquiales, es un elemento de justicia, en donde se ajustan los desajustes que provocan perdida de derechos, y desconfianza de futuro, rompiendo el sueño de felicidad de Dios Ternura para la Humanidad.


- Esa justicia social se va construyendo trabajando pequeños objetivos consensuados con la persona, en donde se disponen de acciones asistenciales, para cubrir las necesidades básicas, con una proyección y un sentido en la acción promocional y educativa. Todo ello deja aflorar dignidad y aparece el cambio liberador que rompe los grilletes de la pobreza que aliena vida.


- Nada está acabado. No hay determinismos en la condición humana.Las necesidades son el reverso de que primero miremos desde la persona como posibilidad, como sujeto de derechos y no objeto de necesidades a ser parcheadas por el voluntariado.


- Lo asistencial trabaja PARA la persona; lo asistencial-promocional CON la persona.


- Lo asistencial DIRIGE  la persona y es paternalista y no cree en la persona y a menudo ENCASILLA Y JUZGA.Lo assitencial-promocional ACOMPAÑA Y ACOGE a la persona y CONFÍA en su capacidad de crecimiento en su historia.


- En lo asistencial yo soy el que DOY y tú el que recbes. Pero lo liberador y que produce cambio social es que yo DOY Y RECIBO igual que tú.


- Lo asistencial trabaja SOLO, no necesita ni comunidad ni coordinación; su mirada es solo local y CERRADA.Lo asistencial-promocional trabaja en EQUIPO  y se coordina. Su mirada es ABIERTA.


- Lo asistencial no sensibiliza ni previene. Lo asistencial que promociona trabaja la PREVENCIÓN y la sensibiliza.


Claves y pistas de discernimiento que nos ayudan a ser a todos: al que viene y nos cuenta y a los que acogemos y así creamos interacción desde la igualdad de dignidad.Esa es la indestructible fraternidad que nos ayuda a dar consistencia a los fracasos y lo que nos mueve a la esperanza liberadora porque el cambio social es posible si lo situamos como elemento de apoyo. El resultado de todo ello es el enriquecimiento en humanidad de voluntarios y personas beneficiadas de la acción de Cáritas. ¡¡Aprovechemoslo!!