Martín de los Heros, 21 - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

La ilusión del primer día

La parroquia de San Juan XXIII, en la zona de Valdefuentes de Alcobendas en Vicaría I, recibe su primera acogida.

 

Cáritas Madrid. 8 de febrero de 2018.- El equipo de voluntarios de la nueva parroquia de San Juan XXIII  recibió con gran ilusión a una mujer que, bajo una intensa nevada, llamaba a su puerta confiando en que le abriría una mano amiga que le prestara la ayuda necesaria para salir adelante. Es la primera acogida que llega a esta joven parroquia que, con tan solo unas semanas de vida, empieza a dar sus primeros pasos para acompañar a los vecinos de la zona de Valdelasfuentes de Alcobendas en Vicaría I.


La parroquia de San Juan XXIII se inauguró el día 21 de diciembre con la presencia del cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid y ya se está convirtiendo en centro espiritual para los vecinos de un barrio donde han venido a vivir muchas familias que se encuentran en una situación difícil y requieren de nuestra atención.


Es una edificación modesta construida con unos sencillos módulos prefabricados que cuenta con la ilusión de su párroco,Jesús Rubio y el tesón de Rosario, Tere, Eva y Montse, el equipo de voluntarias de Cáritas que ponen todo su talento y su cariño al servicio de los más necesitados.

Tras un año de formación en la parroquia de San Agustín ya pueden disfrutar de sus nuevas dependencias donde atienden a los que necesiten ayuda todos los lunes de diez a doce de la mañana.


Hemos recibido a esta primera mujer que ha venido a solicitar nuestra ayuda con una ilusión enorme y también con muchísima responsabilidad. Sabemos que ha tenido que pasar por muy malos momentos antes de cruzar esta puerta y esperamos poder estar a la altura para poder ayudarla a mejorar su situación.” Nos comenta una de las voluntarias, con la voz entrecortada por la emoción.


Dicen que el primer amor, nunca se olvida. Tal vez esta primera acogida quede en el recuerdo de nuestras voluntarias para toda su vida y esperamos que sigan abriendo las puertas de Cáritas todos los lunes con la misma ilusión del primer día.