Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

La dura realidad de un desahucio

La Tarde de COPE se acerca a conocer la historia de Mamen y cómo ha encontrado una casa para su familia gracias a Cáritas Madrid.


Cáritas Madrid. 24 de enero de 2019.- Mamen es una mujer que, hace sólo 5 años tenía una vida holgada económicamente con su marido y sus cuatro hijas. Los dos padres tenían trabajo, iban a comprar ropa a menudo, comían fuera de casa los fines de semana y solían irse de vacaciones. Sin embargo, tras la crisis los dos se quedaron sin empleo y, una vez agotado el paro, con el subsidio solo podían pagar una parte del alquiler. En un primer momento llegaron a un acuerdo con la casera pero, pasado un tiempo, el hijo de la propietaria terminó con este acuerdo y los puso en la calle.


La situación de Mamen es la misma de otras 70.000 familias en el pasado 2018 según datos de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Pero la mala fortuna de la familia de Mamen no terminaba ahí. “Decidimos irnos a vivir con mi abuelo que sufría Alzheimer para, a cambio de cuidarle, quedarnos en su casa” nos cuenta la protagonista de esta historia. Pasado un tiempo, el abuelo de Mamen falleció y, dada la poca antigüedad de los contratos laborales de Mamen y su marido, no encontraron a quien les alquilara la casa. “Un día, estando yo en el trabajo, la casa de mi abuelo comenzó a arder por un cortocircuito en la cocina” añade Mamen.


El apartamento era demasiado caro de arreglar y optaron por venderlo antes de reformarlo. Fue entonces cuando decidieron buscar ayuda en Cáritas Madrid y, en solo un mes, recibieron la llamada avisándole de que ya tenían un hogar al que mudarse. Hoy, un tiempo después, la familia de Mamen sigue en su nueva casa y hasta allí se ha desplazado La Tarde de COPE para hablar con la protagonista que se muestra “muy agradecida” por toda la ayuda que, asegura, ha recibido de Cáritas Madrid “tanto en ayudar con la instalación en la casa, los libros de los niños o excursiones”. Nos cuenta Mamen que “es muy difícil hacerse a la realidad de un desahucio” y que sólo espera que sus hijas “no pasen nunca por lo mismo”.


PINCHAR AQUÍ PARA OIR AUDIO


Fuente: www.cope.es