Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

La distribución farmacéutica y Cáritas atienden las necesidades alimenticias de familias desfavorecidas

Cáritas Madrid. 27 de noviembre de 2018.- Las empresas de distribución farmacéutica de gama completa integradas en la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR) desarrollaron la segunda acción de la campaña ‘Distribución farmacéutica: 365 días solidarios’, que tuvo como objetivo ayudar a familias desfavorecidas a través de potenciar la adquisición de hábitos de alimentación saludables y de cubrir su acceso a las necesidades de alimentación básicas. La acción, ‘Acceso a las necesidades de alimentación básicas, Distribución Farmacéutica y Cáritas’, forma parte del convenio de colaboración suscrito por FEDIFAR y Cáritas Española para apoyar programas de ayuda a las familias más desfavorecidas.

 

La recaudación de esta segunda acción irá destinada a ayudas directas a comedores escolares, tarjetas solidarias, economatos con productos con descuentos o huertos solidarios. Se trata de proyectos que están acompañados por procesos formativos para mejorar la organización de la economía doméstica y la capacidad de ahorro, generar hábitos nutricionales saludables o elaborar una cesta de la compra adecuada a las necesidades de la familia, todo ello en el marco del Programa de Infancia, Adolescencia y Familia de Cáritas, del que se benefician casi medio millón de personas.

 

Alimentación y formación

En el acto de presentación de los resultados de la campaña, el director general de FEDIFAR, Miguel Valdés, destacó la implicación y el compromiso de todas las empresas de distribución que forman parte de la patronal para desarrollar una acción solidaria que “ayuda al acceso digno a la alimentación de familias en situación de necesidad social, ofreciéndoles la posibilidad de gestionar su economía familiar como lo puede hacer cualquier otro ciudadano”. Según Valdés, la importancia de esta colaboración con Cáritas estriba en el hecho de que estas familias “no solo puedan acceder a alimentos básicos para sus dietas, sino para que, desde un enfoque educativo, aprendan a gestionar la economía doméstica, adquiriendo alimentos que puedan cocinar e integrarlos en menús saludables”.

 

Por su parte, la secretaria general de Cáritas Española, Natalia Peiro, explicó cómo en el programa se interviene con familias en riesgo de exclusión social con hijos a su cargo y que presentan dificultades, con la finalidad garantizar sus necesidades básicas de bienestar físico, emocional y educativo. “Con el apoyo de este programa -señaló— se favorece la participación y la autonomía de cada familia mediante acciones directas de atención a la infancia en los ámbitos educativos, de salud, de ocio y tiempo libre, así como las orientadas a favorecer la adquisición de hábitos de alimentación saludable a través de una dieta completa, nutritiva y sana, que cubra las necesidades alimenticias básicas de las familias”. A este respecto, añadió que Cáritas plantea “estrategias que no segreguen a la población y provoquen más desigualdad, rompiendo los estereotipos que relacionan pobreza con incapacidad de gestionar la economía familiar”.

 

Durante el acto, el secretario general de Cáritas Diocesana Madrid, Javier Hernando, habló sobre la actuación en el área de alimentación como respuesta a una de las necesidades básicas de las personas y familias dentro de una intervención global, centrándose en el trabajo desarrollado en el Economato Solidario, un proyecto en el que colaboran más de 90 voluntarios y que atiende a más de 200 familias de la zona de Tetuán (Madrid). “A través de proyectos como este ofrecemos a las familias necesitadas el acceso a productos de primera necesidad”, indicó. A este respecto, puntualizó que desde 2014 apoyan a familias y personas en situación de necesidad a través de este Economato, “para que de manera normalizada accedan a productos de primera necesidad e higiene, como es el caso de Magali (representante de una familia beneficiaria de este proyecto)”.

 

Igualmente, el acto contó con la presencia de la vocal de Alimentación y Nutrición del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Carmen Lozano, quien incidió en que una dieta equilibrada y variada se puede llevar a cabo desde cualquier situación económica. “Lo más importante es realizar una formación adecuada en los colectivos más desfavorecidos para que aprendan cuestiones básicas sobre nutrición y alimentación: cómo hacer la lista de la compra de una forma económica, saber elegir los alimentos con más nutrientes y más económicos, y como distribuir los diferentes alimentos a lo largo de la semana para conseguir una dieta correcta y con el aporte de nutrientes adecuado”, precisó.