Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

La Casa de Acogida San Agustín y Santa Mónica retomó sus actividades después del verano

La Casa de Acogida San Agustín y Santa Mónica, cuenta con 19 plazas, es un proyecto de carácter residencial que ofrece a personas en situación de exclusión social un espacio residencial con un clima familiar y de acogida.


Cáritas Madrid. 19 noviembre 2020.- Ya pasado el verano, la Casa de Acogida San Agustín y Santa Mónica, ha celebrado numerosas actividades buscando la forma de animar y de estar un poco distendidos en la Casa para olvidar estos días tan complicados como son los que estamos viviendo con esta pandemia.

 

En todo momento respetando las normas establecidas desde Cáritas a causa de la COVID-19, y por supuesto las normas que las instituciones de nuestros gobiernos han ido dictando según pasaba el tiempo.

 

A pesar de todo esto, la Casa de Acogida no se ha quedado inmóvil y en estos últimos meses han realizado algunas actividades dentro y fuera de la Casa que nos hay ayudado a pasar unos ratos inolvidables para todos nosotros.

 

Visita al parque de la Warner

 

A finales de agosto fueron de visita al Parque de Atracciones de la Warner, disfrutando como niños de las distintas atracciones y actuaciones que según programa había ese día.

 

A finales de septiembre estuvieron de paseo en el zoo de Madrid, un día muy completo, con las actuaciones, las visitas a los espacios de cada continente y no sin olvidar hacer pequeñas comparaciones con lo que estábamos viendo.

 

Al llegar noviembre, recordaron el día de Halloween, transformando la casa y disfrazándose. Además en esta ocasión, con la ayuda de dos voluntarios que semanalmente van a la casa, prepararon una barbacoa haciendo las delicias de todo el mundo.

 

Casa de acogida

 

La Casa de Acogida San Agustín y Santa Mónica se ubica en la calle Antonio González Porras, 19. Es un proyecto de carácter residencial que ofrece a personas en situación de exclusión social un espacio residencial con un clima familiar y de acogida, y un acompañamiento socioeducativo, que les permite sentirse valoradas, desarrollar su autonomía personal y mejorar su integración social.

 

La casa cuenta con 19 plazas, de las cuales 6 son de corta estancia (hasta dos meses), 9 de larga estancia (hasta 24 meses), 4 están convenidas con Madrid Salud (Ayuntamiento de Madrid) y destinadas a Patología dual (2 plazas, hasta 4 meses de estancia) y a Deterioro psicosocial (2 plazas, hasta 12 meses de estancia).

 

Desde 1997, la Orden de San Agustín apoya muy especialmente este proyecto que cuenta con 35 personas voluntarias y tres hermanas de la congregación AMICO.