Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Hay pobreza... porque hay desigualdades

Comienzo de las Escuelas de Vida en los arciprestazgos de Santísima Trinidad y Espíritu Santo de Cáritas Vicaría II.

 

Cáritas Madrid. 1 de febrero de 2018.

-Abrir los ojos a la realidad, como primer paso para la transformación social…, así comenzamos la Escuela de Vida acompañados por Raúl Flores, de Cáritas Española, donde nos acercamos a la actual realidad socioeconómica mirando como Jesús desde el corazón de Dios. Una mirada que no es ni puede ser neutral al sufrimiento injustamente infligido. Vivimos tiempos de ruptura, de mucho sufrimiento. Por eso necesitamos mirar de una forma nueva, distinta, contracultural. Y nuestro mirar nos activa las entrañas y nos mueve a posicionarnos, a decantarnos por el destino universal de los bienes, a poner la persona en el centro de todo y no el beneficio especulativo y lucrativo de unos pocos. Conocer y mirar la realidad para promover cambios sociales en ella. Y nuestro análisis ha de partir de la óptica y los intereses de los últimos de la sociedad. Es un principio ético irrenunciable como cristianos y como voluntarios de Cáritas. No podemos caer en el inmovilismo o en la autocomplacencia de que los voluntarios hacemos muchas cosas por los otros. Debemos revisar lo que hacemos e incorporarlo a nuestro caminar.


La crisis estallada en nuestro país ha sido como consecuencia de un modelo construido en estos años de atrás que es verdad que creó mucho empleo, pero que fue muy volátil y precario (esos millones de empleo creados desaparecieron en dos años) y no redujo la tasa de pobreza, sino todo lo contrario. En España hemos tenido un modelo de integración precaria. El crecimiento económico no asegura la reducción de la pobreza. La crisis no nos ha afectado a todos por igual, los estudios sociológicos hechos por FOESSA y otros estudios de otras entidades sociales, lo demuestran. No es solo la percepción y lo que nos cuente la gente, hay trabajo y rigor científico en estas afirmaciones.


Hay pobreza porque hay desigualdades. La pobreza no se puede naturalizar ni culpabilizar al que la padece como si todo dependiera de la persona empobrecida. Hay factores de transmisión de la desigualdad:

-La familia, en sus hábitos de comportamiento, actitudes internas, principios y valores vividos en su seno.

-El sistema educativo, que no ha sabido reducir las desigualdades sociales de los niños. Según la familia donde provengas, influirá en tu rendimiento y motivaciones académicas.

-El nivel de la renta familiar.


¿Qué retos tienen la sociedad y Cáritas en concreto para luchar contra las desigualdades?

-Retos en lo público: invertir más en educación; invertir y no recortar en políticas sociales; prestaciones a la familia y la infancia; política de vivienda y urbanismo integradora y no de guetos como hasta ahora; orientar a los padres; activar a los progenitores; asegurar el doble derecho desde los Servicios Sociales ( esto es, prestaciones y ayudas unido a promoción educativa de derechos sociales).

-Los retos de Cáritas: analizar la realidad local, caminar los mismos caminos, generando confianza. El riesgo es que nos manchamos, pero es barro sagrado porque nos libera. Hacer Comunidad (en el barrio, hacer Iglesia);abordar la realidad de las familias, Cáritas debe acercarse a la realidad de las mismas para trabajar en conjunto con el sistema familiar, no por ejemplo, solo con el niño en apoyo escolar. Trabajar con otras realidades y sensibilidades a la que nos une la defensa de la dignidad humana y el bien común.