Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

"Gracias por hacernos visibles"

Carta a nuestro Señor Jesucristo de una persona sin hogar de la Casa de Acogida "San Agustín y Santa Mónica" de Cáritas Madrid, en su visita a Roma, para para participar con el Papa en el Jubileo por el año de la Misericordia.

 

Cáritas Madrid. 12 de noviembre de 2016.- "Durante estos días en la Casa de Acogida de San Agustín y Santa Mónica, hemos estado reflexionando sobre la Campaña de las Personas Sin Hogar 2016 con el lema "HAZME VISIBLE. POR DIGNIDAD. NADIE SIN HOGAR". Cuando una persona vive una situación, como la que nosotros hemos pasado, y a la que no pensábamos nunca llegar, muchas veces uno siente que no existe, no sólo porque las personas pasan sin mirarte, sino también porque a veces nosotros no queremos ser visibles, no queremos ver cómo estamos, que nos miren con desprecio, que juzguen sin saber que de la noche a la mañana caí enfermo, perdí mi negocio, mis padres habían muerto, mi ahorros se terminaban, mi vida no tenía mucho sentido, ... y un día te das cuenta que tienes que pasar la noche en un banco o en el suelo, o no dormir, como fue mi caso. Miras al cielo y dices ¿por qué yo Señor?, es verdad que faltaba algún domingo a misa, que me preocupé más de mí que por los demás, pero ¿era necesario castigarme así??

 

Perdona Señor por pensar así, por sentir que me habías abandonado, por creer que no te importaba... a veces no es fácil sentir que estás conmigo, que me acompañas... Pero cuando llegué a la puerta de Cáritas, pude ver que estabas allí, sentía tu calor a través del equipo, tanto de los educadores como de los voluntarios, sin olvidarme de las religiosas, y entre todos me han enseñado que se puede salir, que se puede tener esperanza... y todo ello, gracias a tí. He aprendido a disfrutar de tu compañía, en el silencio de la capilla, y a dejarte entrar en mi vida, en mi corazón. Gracias por darme la oportunidad de ser elegido para participar del encuentro con el papa Francisco con motivo del año de la Misericordia, porque llevamos sólo un día en Roma, pero te estoy sientiendo en cada rincón, en cada persona, en cada gesto... como el del Santo Padre que nos está haciendo visibles.

 

He podido leer en un periódico unas palabras del Papa en las que decía "la vida se nos hace bella también en las situaciones más tristes. Eso se llama dignidad" y puede que tenga razón, porque por estar en situación de calle, hoy he tenido la oportunidad de ver al Papa de cerca, y sentir que soy visible. Que tú Dios, me quieres, y que a pesar de todo, no me abandonas".

 

El papa Francisco ha pedido perdón en nombre de todos los católicos que miran hacia otro lado cuando ven a las personas sin hogar como yo, o en situaciones de pobreza. Nos ha dicho que no dejemos de soñar.

 

Por todo esto, te doy gracias, gracias por estos días, gracias por poder ver al Santo Padre de cerca y poder escucharle, gracias por estar a mi lado, gracias por un futuro seguramente no muy fácil, pero lleno de tu amor.

Y GRACIAS POR HACERNOS VISIBLES, y lo más importante por SENTIRME VISIBLE!!

 

POR DIGNIDAD. NADIE SIN HOGAR.

 

Aquí os dejo los vídeos de lo sucedido, hoy viernes 10 de noviembre, en Roma:

 

Momento de oración