Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

En la homilía de la misa inaugural de la Asamblea celebrada ayer en la plaza de San Pedro, el Papa recuerda que "quien vive la misión de Cáritas no es un simple operario, sino un testigo de Cristo".

 

Cáritas Madrid. 13 de mayo de 2015.- En un vídeo realizado expresamente con motivo de la Asamblea General de Cáritas Internationalis que tiene lugar en Roma desde hoy hasta el próximo 17 de mayo, el Papa Francisco define a Cáritas como “la sal, la levadura y la luz” de la Iglesia, que “ofrece un faro de esperanza a los necesitados”.

 

 

 

 

 



La grabación ha sido realizada por Cáritas Internationalis bajo el título “Una sola familia cuidando de la creación” y en la misma el papa Francisco ofrece, mirando a cámara, el siguiente mensaje:

Salir a la calle puede producir un accidente. Quedarse encerrado, enferma. Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse  a las propias seguridades. Ustedes son el motor de la Iglesia que organiza el amor –Cáritas-- para que todos los fieles trabajen juntos, respondiendo con obras concretas de misericordia.

Ustedes marcan el paso para que la Iglesia esté cada día en el mundo. Ustedes ayudan a los demás a cambiar el curso de la propia vida. Son la sal, la levadura y la luz. Ofrecen un faro de esperanza a los necesitados.

Lamentablemente, hoy se tiende a considera al ser humano en sí mismo como un bien de consumo que se puede usar y luego tirar. Hemos comenzado a vivir la cultura del descarte, que además se promueve. No solo se vive, sino que se promueve la cultura del descarte. Ya no se trata solamente del fenómeno de la explotación y la expresión, sino de algo nuevo., Con la exclusión queda afectada en su misma raíz la pertenencia a la sociedad en la que se vive, pues ya no se está en ella abajo, en la periferia o sin poder, sino que se está fuera, descartado, fuera de cualquier tipo de sistema. Los excluidos no son explotados, sino que son desechados, son desechos, son sobrantes. Nadie debe ser un sobrante, nadie debe ser un excluido del amor de Dios y de nuestra atención.

Ustedes son las mismas manos de Jesús en el mundo. Su testimonio ayuda a cambiar el curso de la vida de muchas personas, de muchas familias y de muchas comunidades. Su testimonio les ayuda a cambiar el curso de su propio corazón.

Homilía del Santo Padre en la misa inaugural

Este mensaje a toda la Confederación Cáritas Internationalis se suma a las palabras de la homilía pronunciada ayer por la tarde en la Plaza de San Pedro de Roma durante la misa de apertura de la Asamblea General de Cáritas, en la que se han dado cita más de 300 delegados de las 165 Cáritas nacionales de todo el mundo.

“Quien vive la misión de Cáritas no es un simple operario, sino un testigo de Cristo”, afirmó el Santo Padre en su alocución. “Es una persona que busca a Cristo y se deja encontrar por Cristo; una persona que ama el espíritu de Cristo, el espíritu de la gratuidad, el espíritu del don. Todas nuestras estrategias y planificaciones estarán vacías si no llevamos con nosotros este amor. No nuestro amor, sino el suyo. O mejor aún, el nuestro nuestros purificado y fortalecido por el suyo”, añadió.

En su homilía, Francisco subrayó que “solo así se puede servir a todos y preparar la mesa para todos. Y esta es la hermosa imagen que hoy nos ofrece la Palabra de Dios: la preparación de la mesa. Dios prepara la mesa de la Eucaristía, también ahora. Cáritas prepara muchas mesas para quien tiene hambre. En los últimos meses han desarrollado la gran campaña `Una sola familia humana, Alimentos para todos´. Demasiada gente sigue esperando hoy en día poder comer lo suficiente. El planeta tiene comida para todos, pero parece que no hay voluntad de compartir con todos. Preparar una mesa para todos y preocuparse de que haya  sitio para todos. Hagamos todo lo posible porque todo el mundo tenga que comer, pero recordemos también a los poderosos de la tierra que Dios les llamará un día a juicio y se pondrá de manifiesto si realmente le han dado de comer a El en cada uno de los demás (cf. Mt 25,35) y si han trabajado para que el medio ambiente no sea destruido, y pueda seguir produciendo esos alimentos”.

El cuidado de la Creación

Desde esta mañana y hasta el próximo domingo, los participantes en la Asamblea, que se desarrolla bajo el lema “Una sola familia humana, cuidando de la creación”, definirán el marco estratégico de la Confederación, para los próximos cuatro años, dirigido a mejorar las vidas de aquellos que viven en la pobreza y la miseria.

En esta edición, los trabajos se van a centrar en analizar las fórmulas y procesos para trabajar mejor juntos, como un único organismo mundial de la Iglesia católica, para proteger tanto a las personas como al planeta, con especial atención al cambio climático, el aumento de las desigualdades y lo que Francisco ha denominado la “globalización de la indiferencia”.

Además, y en lo que atañe a los aspectos estatutarios que corresponden a la Asamblea General, en esta cita se elegirán los cargos de presidente y tesorero de Cáritas Internationalis, así como la preceptiva ratificación de la elección del secretario general y de dos vicepresidentes. Deberá ratificar también la elección de los miembros del Consejo de Representación, una de las estructuras directivas.

Hay dos delegados oficiales por cada una de las organizaciones nacionales de Cáritas, de todo el mundo que asisten a este foro. Por lo general son –aunque no siempre– el presidente y el secretario general de la organización. En el caso de Cáritas Española, asisten a la Asamblea como miembros de pleno derecho, el presidente y el secretario general, Rafael del Río y Sebastián Mora. Junto a ellos, acuden a la cita de Roma las directoras de las Áreas de Cooperación Internacional, Eva Cruz, y de Comunicación, Sensibilización e Incidencia, Natalia Peiro.