Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Fin de semana lleno de emociones

Vigilia de Oración con los jóvenes, Día Universal de la Infancia, Encuentro Diocesano con los niños en la catedral de la Almudena y la Eucaristía de acción de gracias al cardenal Antonio Mª Rouco Varela.

 

Cáritas Madrid. 7 de noviembre de 2016.- Durante el último fin de semana se han desarrollado en nuestra Diócesis varios actos que dan sentido a nuestro que hacer diario.

 

Vigilia de Oración de los jóvenes con el arzobispo de Madrid

Como todos los primeros viernes de mes, se celebró la Vigilia de Oración de los jóvenes con el arzobispo de Madrid para adorar juntos al Señor.

 

Cientos de jóvenes quisieron acercarse, el viernes a las 22h a la catedral de la Almudena, a pesar de la noche lluviosa y fría.

 

Es un espacio donde el Arzobispo llama a los jóvenes a reflexionar sobre el Evangelio del domingo siguiente, para posteriormente tener la contemplación y adoración del Santísimo. El acto suele terminar con la bención y el himno a Nuestra Señora de la Almudena. En esta ocasión terminamos felicitando a nuestro Arzobispo por su santo. Toda la vigilia se desarrolla en un ambiente alegre y acogedor.

 

La próximas fechas de oración con jóvenes serán el martes 8 de noviembre y el viernes 2 de diciembre.

 

Solidaridad en el Día Universal de la Infancia

Este fin de semana, en el pabellón de Cristal del Reciento Ferial de la Casa de Campo ha acogido la celebración del Día Universal de la Infancia y el XXVII aniversario de la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas con un completo programa de actividades para toda la familia.

 

Cáritas Madrid ha contado con un stand solidario donde se recogían alimentos no perecederos y ropa infantil. La solidaridad de las familias que se han pasado por este espacio ha sido abrumador, por la cantidad de productos que se han recibido para ayudar a las familias más necesitadas.

 

Agradecemos la solidaridad de las personas, familias, grupos de amigos... que han querido contribuir a apoyar nuestro trabajo. No queremos olvidarnos de los voluntarios que han estado informando de nuestro ser y hacer, además de recoger y organizar todos los productos recibidos.

 

Encuentro Diocesano de Niños en la catedral de la Almudena

Durante la mañana del sábado, los niños de primaria, estaban invitados a participar en el Encuentro Diocesano de Niños, en el que participaron más de 800 menores.

 

Durante la Eucaristía monseñor Osoro les invitó a cambiar Madrid con él. «Los niños de Madrid son amigos del bien. Los niños de Madrid solo tienen un amo: Jesús. Los niños de Madrid sirven a Dios, y por eso reparten lo que tienen, también la fe. Si hacemos» esto «todos los que estamos aquí, ¡cambiamos Madrid!»

 

Este año, el encuentro ha dado ocasión para celebrar el jubileo de los niños. Todos han pasado por la Puerta Santa, y cada uno ha ganado la indulgencia plenaria y la ha ofrecido por un alma del purgatorio; y también para empezar a preparar con los más pequeños la fiesta de Nuestra Señora de la Almudena, que se celebra el próximo miércoles.

 

En la homilía, que ha sido dialogada con un grupo de niños, el arzobispo les ha dicho que «en este jubileo, Jesús se acerca a todos los niños de Madrid, que están aquí representados en vosotros, y os dice: “Venga, haced amigos, pero con el bien”», no con lo malo. Fueron los mismos niños los que enumeraron ese bien: «Ayudar a los demás, perdonar, cuidar a los necesitamos, dar gracias, respetar, compartir, rezar para que no haya guerras...».

 

En segundo lugar, monseñor Osoro subrayó que «el dueño de mi vida tiene que ser Jesús, hay que hacerle hueco en nuestro corazón». Quien tiene a Jesús como su señor, no puede «hacer un dios del dinero. Si yo tengo algo y sirvo a Dios, ¿qué me pide Él? Que mire las necesidades de los demás».

 

Otra consecuencia de servir solo a Cristo, es que hay que acoger a todos. «¿No os pasa como a mí, que a veces nos cuesta aceptar a alguno? –reconoció el arzobispo– Pero Jesús quiso a todos», hasta el punto de pedir a Dios que perdonara a los que se burlaban de Él en la cruz. «Nosotros, mirándole, también le decimos: “Perdónanos, porque a veces tenemos otro amo que no eres tú: el egoísmo, el mirar para nosotros, el odio, la envidia”».

 

Monseñor Osoro se comprometió con los niños a «intentar hablaros siempre de este amo. Pero tenéis que rezar por mí, para que os dé ejemplo, para que el único dueño de mi vida sea Jesús, y yo sea libre. Cuando en la Misa oigáis “por nuestro obispo Carlos”, es este pinta que está aquí. Cuando lo oigáis, decid: “Jesús, ayúdale”».

 

Misa de acción de gracias por el 80 cumpleaños y los 40 años de ministerio episcopal del cardenal Antonio María Rouco Varela

La catedral de la Almudena acogió este sábado una Misa de acción de gracias por el 80 cumpleaños del cardenal Rouco. Concelebraron decenas de sacerdotes y una docena de obispos (entre ellos, los antiguos auxiliares del cardenal Madrid, monseñor Fidel Herráez –arzobispo de Burgos– y monseñor César Franco –obispo de Segovia–), además del arzobispo emérito de Pamplona, el cardenal Fernando Sebastián.


Su sucesor, monseñor Carlos Osoro, le dirigió unas palabras de agradecimiento al comienzo de la Misa «por sus 80 años de vida, 40 de ministerio episcopal y 20 años de esos 40 de entrega y servicio a esta querida archidiócesis de Madrid». «Gracias, don Antonio –añadió–, por la entrega de su vida. Sabemos que es la fe la que salva al hombre, reestableciendo su relación profunda con Dios, consigo mismo y con los demás. Y la fe se manifiesta en el agradecimiento. Quien sabe agradecer, como aquel samaritano curado, demuestra que no considera todo como algo debido, sino como un don que llega también a través de los hombres pero que proviene en definitiva de Dios».


La Misa tuvo algunos momentos especialmente entrañables, como el Himno del Antiguo Reino de Galicia interpretado por gaitas tras la consagración, la entrega de una placa de agradecimiento que le hizo monseñor Carlos Osoro al final de la Eucaristía, o el recuerdo emocionado del cardenal Rouco a su obispo auxiliar monseñor Eugenio Romero Pose, «que murió santamente en Madrid» el 25 de marzo de 2007».


«¿Cómo no vamos a agradecer cordialmente al señor arzobispo –que en pocos días será creado cardenal de la santa Iglesia romana por nuestro Santo Padre Francisco–, a su Consejo Episcopal y al obispo Auxiliar haber querido convocaros, queridos hermanos sacerdotes concelebrantes y fieles consagrados y laicos para la Eucaristía de Acción de Gracias que estamos celebrando?», dijo el cardenal Rouco en su homilía.


El arzobispo emérito se presentó como «un cristiano que ha cumplido ya ochenta años de vida, cincuenta y siete de ordenación presbiteral y cuarenta de ordenación episcopal». «La gracia ha abundado sobre el pecado», añadió al hacer un repaso agradecido de su vida y de todas las personas que le han acompañado.


Fuente: archimadrid.org