Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Encuentro intergeneracional, clave para hacer un mundo mejor

Jóvenes de la parroquia "Beata María Ana de Jesús" de Vicaría V compartieron alegría y cariño a las personas mayores de la Residencia "Nuestra Señora del Perpetuo Socorro" donde recibiendo experiencia y sabiduría de una vida, a veces, cargada de dolor por la soledad.

 

Cáritas Madrid. 13 de agosto de 2019.- El pasado mes de junio, se ofreció a los jóvenes de Vicaría V y en concreto a los de la parroquia de la Beata María Ana de Jesús, la oportunidad de poder animar la misa en la fiesta patronal de la residencia "Nuestra Señora del Perpetuo Socorro".


No es la primera vez que los jóvenes de nuestra Vicaría, han tenido la oportunidad de poder participar de un encuentro con personas mayores que residen en este centro de la Diócesis, viviendo la experiencia de encuentro y fraternidad que la fiesta ofrece. 


Para algunos el participar en esta misa, fue llena de contenido, ya que la Eucaristía que nos llama hacer de nuestra vida una vida de entrega, ha sido una oportunidad de ofrecer estas habilidades de animación a través de la música y nuestras voces y compartirlo con residentes y parte de sus familias.


Estamos invitadas e invitados a seguir promoviendo la oportunidad de poder participar en encuentros generacionales y la vivencia que esto nos supone a los jóvenes, para acercarnos a la realidad de la persona mayor, a veces, cargada de dolor que en ocasiones les trae la soledad.


También pudimos ser testigos y partícipes de una “tómbola” cuyos premios eran el fruto de un trabajo cooperativo entre residentes, familiares, y personas contratadas del centro, que elaboraron muñecas que se expusieron. El dinero que se obtuvo se destino a Cáritas, para apoyar en nuestra misión.


Gracias, a la parroquia de la Beata Mariana de Jesús, por ofrecer a los jóvenes esta oportunidad, gracias a Cáritas por mediar continuamente con el objeto de que los jóvenes puedan participar en acciones de servicio a personas necesitadas. Y gracias la Residencia de Mayores, por abrirnos sus puertas y poder compartir con ellos su fiesta.