Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

El trabajo es un bien de la persona

Presentación de la Campaña Contra El Paro en los arciprestazgo de Espíritu Santo y Santísima Trinidad de Cáritas Vicaría II.

 

Cáritas Madrid. 15 de abril de 2019.- Resulta duro y difícil sostener la mirada frente al rostro concreto de tantas personas que con tristeza y cierta desolación, en definitiva, desesperanzados, acuden a nuestras parroquias a pedir ayuda. Por ello, necesitamos ser conscientes de nuestras limitaciones, ser conscientes de nuestras vulnerabilidades, pues no tenemos la solución. La figura del trabajador pobre entró en escena hace unos años y sigue siendo una realidad creciente. Afecta a mujeres, jóvenes, personas inmigrantes, personas con cierta edad...


Con estas pinceladas de la sangrante y desgarradora realidad, Pepe y José Miguel, voluntarios de Cáritas, han presentado los materiales de campaña para las parroquias de esta zona de Quintana, Ventas, la Elipa y Barrio de la Concepción. En los desafíos a la dignidad humana de hoy en día, generados por un sistema socioeconómico que constriñe la vida por su continuada expulsión de tanta gente fuera de la integración ciudadana plena,toda la Comunidad Cristiana apostamos por el no a una economía de la exclusión y un no a la idolatría del dinero. El trabajo es un bien de la persona. Se trabaja para ser y vivir y no de ser y vivir para trabajar. El trabajo es imprescindible para un proyecto de vida familiar. En Cáritas no resolvemos casos, atendemos personas, las acogemos y escuchamos y acompañamos juntos. La economía ha mejorado tras la crisis, pero las desigualdades han aumentado porque los beneficios están en unos pocos. Tenemos 1,2 millones de personas más empobrecidas que antes de la crisis. El trabajo es un valor social y nadie puede hacer daño a los trabajadores con el objetivo de lucrarse y acumular beneficios y riqueza. ¿De qué le sirve a la persona ganar el mundo entero si pierde la vida?


En el servicio de empleo de esta zona de Madrid, se atendieron el año pasado más de 200 personas, es la contribución de Cáritas al trabajo digno y recuperar la centralidad de la persona en la toma de decisiones socioeconómicas. Así lo compartieron 43 voluntarios de estas 11 parroquias acompañados por 3 curas, y todos a su vez llevarán la campaña con el objetivo de generar relato fraterno en los grupos y Comunidades acerca del mundo laboral y cómo actúa Cáritas Madrid desde su red de empleo diocesana.