Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

DÍA DE CARIDAD: las calles de Madrid se viste de solidaridad

En el Día de Caridad, Cáritas Madrid sale a las calles como testimonio vivo del apoyo a las personas más desfavorecidas y sinónimo de esperanza de cara al hermano necesitado.


Organización, logística y mucho esfuerzo requiere trabajar para este Día, que se organiza desde el Departamento de DÍA DE CARIDAD. Aquí, durante meses se prepara uno de los eventos más relevantes de esta casa generadora de esperanza.


Cáritas Madrid. 31 de mayo de 2018.- Cuando durante el mes de abril, en las oficinas de Cáritas, después de unas escaleras, asomas la mirada a una pequeña habitación, puedes ver que en el suelo hay una caja con caramelos a la derecha; sobre una mesa otro par de bolsas con globos rojos y ahí, sobre la misma mesa, también unas sacas que permanecen apiladas junto al estante. Es probable que también encuentres a alguna personas voluntaria e incluso a Macarena responsable de Día de Caridad o a Lola ajetreadas entre paquetes, poniendo en orden cientos de materiales que reúnen, cual leitmotiv, el corazón de Cáritas Madrid.


Si, por casualidad, la curiosidad inquieta un poco tus andanzas y te lleva a preguntar a estas personas sobre tal movimiento, es posible que se giren para sonreír animadas por la pregunta y que, quizás con alguna caja en las manos, se detengan para explicar en tres palabras un momento que les apremia desde el año anterior: El día de Caridad.


Trabajo a tope

Ya cuando el mes de mayo toca a las puertas, los días quedan contados para el gran evento que es el Día de Caridad. Y sí, se hace énfasis en gran evento porque, sin miramientos, se le contempla como el momento en que Cáritas Madrid sale a las calles como testimonio vivo de la ayuda al menos favorecido y sinónimo de esperanza de cara al hermano necesitado junto a los voluntarios que recorren sus vicarías para llevar el mensaje de solidaridad.


Junto a la Campaña de Navidad, este día compone el momento más importante del año para Cáritas Madrid. Se involucran más de cinco mil voluntarios repartidos en las más de quinientas cuarenta y cuatro mesas puestas en la diócesis de Madrid. Carteles, globos, adhesivos y una infinidad de detalles van incluidos en esta jornada por lo que no hará falta echar muchos números cuando, a vuelo de pájaro, otra pregunta saltará sobre la mesa: ¿quién se encarga de hacerlo posible?.


Es el Departamento de Día de Caridad donde uno a uno, los escenarios de este día se preparan y cada aspecto queda medido, revisado y listo para las ocho vicarías que conforman la Diócesis de Madrid. Esto no es poco trabajo porque el esfuerzo logístico que demandan tales preparativos podría abrumar hasta al organizador más experto.


Carrera de fondo

Lola lleva once años en este departamento, gestionando los asuntos de esta campaña bajo la atenta mirada de Macarena. Para ellas el trabajo y la diligencia son permanentes, como una carrera de fondo, pues afirman que la coordinación “no se termina en todo el año y siempre estás pendiente de que no falte nada”. Este año se ha unido Mª Jesús que apoya en la organización.


Entre los papeles, calendarios y la serie de tareas aún por resolver, se mueven con la naturalidad propia de la experiencia en años anteriores, sin embargo asumen que siempre hay momentos de alta exigencia, como “la preparación de repartos”, que llevan una carga adicional de presión porque se trata de garantizar que cada Vicaría obtenga la cantidad de material justa para su zona.


“¡Ay, que me están llamando!”, exclama Lola antes de dejar unas sacas sobre un estante y llegar con pasos rápidos hasta su oficina, coger el teléfono y girar nuevas instrucciones a los voluntarios, revelando el dinamismo que exigen los repartos de cada caja, cada sombrilla y cada bolsa de materiales que hace posible, junto a la dedicación del voluntariado, que el Día de Caridad llene de sonrisas las mesas de Cáritas Madrid.


Equipo y compromiso

Macarena junto con Mª Jesús, Lola, Isabel y Nacho trabajan en la distribución de elementos y recursos materiales que irán en cajas a lo largo del territorio, cubriendo la distribución de la Diócesis. Tras cerrar los paquetes e identificarlos, se reparten rápidamente y cada paquete llega a su destino, consolidando el trabajo en equipo de todo el departamento.


Y es así, desde los preparativos hasta la salida a las calles, cada día se hace valioso cuando finalmente, en la fecha pautada todos los voluntarios cuentan con la posibilidad de llevar a buen término el Día de Caridad, una jornada que se extiende desde muy temprano y finaliza bien entrada la noche. Como en años anteriores, la invitación es al compromiso desde cualquier ámbito de Cáritas Madrid para dar respuesta efectiva a la afirmación que hoy formulamos a la sociedad: "Tu Compromiso Mejora El Mundo".