Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

“Deja que Jesús recargue tu VIDa“

Lecturas del Quinto Domingo de Pascua:  Hch 9, 26-31; Sal: 21; 1Jn 3, 18-24; Jn 15, 1-8.


Cáritas Madrid. 29 de abril de 2018.-  Nos reunimos en este ecuador de la Pascua, fiesta de la vida y de la esperanza, fiesta en medio de las dificultades de nuestra sociedad convulsionada.

 

El Señor nos convoca, nos reúne a los que andamos un tanto dispersos y quizás sin muchas relaciones, sin mucha conciencia de formar su pueblo.

 

Y nos reúne a quienes formamos... una pequeña comunidad cristiana que busca caminos de fidelidad al Señor y al Evangelio. Hoy podremos comprender que es verdad que el Señor está donde crece la fraternidad, que está siendo la "savia que da vida", el aire o el aliento que la oxigena. Y podremos saber por experiencia que el Dios de Jesús es una "presencia que nos acompaña y nos reúne".

 

Estamos viviendo el tiempo de los discípulos. Jesús ha realizado su camino y nos ha trasmitido la alegría pascual. La comunidad cristiana está llamada a seguir la obra de Dios.

 

En este contexto escuchamos la Palabra de Dios. Ella nos insiste en la necesidad imperiosa de permanecer unidos a Jesús, como la auténtica vida. Ahora se ha formado el aunténtico Pueblo de Dios que si permanece en Jesús resucitado persevera haciendo realidad el proyecto de Dios.

 

Las dificultades pueden ser varias. Unas internas, como mantener la cohesión. Los miedos, las desconfianzas en los miembros de la comunidad son perjudiciales para la misma comunidad.

 

Otras dificultades pueden ser externas y derivadas de "no dar frutos". Las comunidades pueden caer en la pasividad. Les puede vencer las dificultades a la energía y la valentía; pueden no sentir la fuerza del Espíritu. Nosotros nos sentimos, aquí en nuestro contexto europeo, los miedos externos, pero sí podemos tener una vida tan cómoda que olvidemos las actitudes y actividades propias de los discípulos de Jesús.