Martín de los Heros, 21 - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Crónica de las Colonias Urbanas de Cáritas Vicaría III - Verano 2017

La Colonia Urbana "CEM VICÁLVARO" de Cáritas Vicaría III se realiza en colaboración con el Programa CaixaProinfancia de Obra Social “la Caixa”.

 

PINCHAR AQUÍ PARA VER ÁLBUM DE FOTOS


1er Día.- ¡¡Qué nervios!!

Cáritas Madrid  organiza actividades de verano con los niños, adolescentes y jóvenes con los que trabaja a lo largo del año desde las distintas Vicarías y proyectos, principalmente desde los proyectos socioeducativos realizados en los Centros Educacionales del Menor (CEM).


Nuestra Colonia Urbana se realiza en la Vicaría III, en Vicálvaro, entre el 3 de julio al 14 de julio, estamos en la calle Villajimena número 75, en la Parroquia San Valentín y San Casimiro. El motivo de la colonia son los medios de transporte y el material que utilizaremos el material de reciclaje para realizar diversas manualidades.


El primer día (3 de julio), hemos realizado una visita al parque del Retiro de Madrid, de la cual hemos disfrutado tanto los niños como monitores y voluntarios. Ha sido una mañana divertida al aire libre, en la que podemos destacar que lo que más ha gustado a los menores ha sido ver varios animales entre cuales se encontraban cisnes negros, patos, tortugas y peces. Lo que más ha llamado la atención ha sido la familia de los patos con sus crías y también nos olvidamos del calor con una pequeña guerra de agua en la cual no se paró de correr y reír en cualquier momento.


Al volver al centro hemos hecho uno de los talleres de “drinkingcraft ideas straws”, los muñecos que sean nuestros conductores y pasajeros de los medios de transporte que iremos construyendo a lo largo de las próximas semanas.

 

2º Día.- ¡¡A la piscina!!

En el segundo día (4 de julio) hemos ido a la piscina municipal del Polideportivo de Vicálvaro. A los menores se notaban las ganas de ir a la piscina desde primeros minutos de la Colonia. No paraban de preguntar: ¿Nos vamos?; ¿Cuándo nos vamos?; ¿Nos vamos ya?


Los chic@s al final del día se quedaron sin energía de todo lo que disfrutaron, de reír, de correr, de nadar…

 

3er Día.- ¡¡Hoy nos montamos en un avión!!

Hoy hemos pasado una mañana algo fuera de lo común en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en la T2, donde pudimos ver la exposición de un avión que estuvo en uso durante 30 años.


Los niñ@s disfrutaron mucho de la exposición ya que además de aprender un montón de cosas sobre los aviones, lo pasaron muy bien jugando a un pequeño quiz con mandos de play  para comprobar lo que habían aprendido en esta visita. Una vez de vuelta en el centro, después de la comida, nos pusimos con un pequeño taller de aviones con el material previamente reciclado (grupo de los medianos y los mayores), los pequeños han hecho aviones de pinzas de la ropa.


4º Día.- ¡¡Talleres con cartón!!

Hoy se nos fastidia el día de piscina por la lluvia, por lo que nos quedamos en el centro. Pero aun así el aburrimiento no ha podido con nosotros, hemos pasado una mañana increíble realizando medios de transportes gigantes de cartón, ah, y sin olvidar una casa que podía funcionar perfectamente de fortín. Pero al igual que la lluvia no paraba, nuestras ganas de jugar tampoco, después de comer pasamos una tarde en la que no paramos ni un segundo de movernos y reír, ya sea haciendo carreas de sacos, con globos, el pañuelo… Fue un  gran día a pesar del chaparrón.


5º Día.- ¡¡Estación fantasma!!

Hoy nos ha tocado madrugar un poquito para ir de excursión, nada más y nada menos hemos ido a la terrorífica estación fantasma, sin ninguna duda de lo que más disfrutamos, fueron las veces que pasaba el metro cerca de nosotros a una gran velocidad, se podría decir, que éramos los fantasmas de aquella estación.


6º Día.- ¡¡Gymkhana acuática!!

Hoy hemos pasado un gran día al aire libre, en la cual hemos estado por la mañana en el parque y en los columpios, realizando diversos juegos al aire libre para correr, movernos y así activarnos, y otros como el “Simón dice” de lo cual no hemos parado de reírnos. El resto del día lo hemos pasado en grande en la piscina donde nos hemos divertido haciendo una gymkhana acuática: saltando, jugando, haciendo carreras, nadando… Un gran día para olvidarse del calor.


7º Día.- ¡¡Al Museo Naval!!
Hoy hemos cambiado un poco la rutina de la colonia y hemos visitado el Museo Naval de Madrid, situado cerca del metro Banco de España, al lado del Ayuntamiento de Madrid. A pesar de una exposición complicada sobre todo para los pequeños, los chicos han aprendido mucho acerca de los barcos, sus partes… y han mostrado un interés por saber cómo se ha llegado construir los barcos taaaan grandes que pueden transportar cualquier cosa.


Luego de camino al Centro, con inmenso calor y el sol encima de nosotros, que mejor que una pequeña guerra de agua para refrescarnos.


Y para acabar, por la tarde hemos hecho diversos talleres en los cuales los chic@s no querían parar aunque ya fuera la hora de marcharnos.

 

8º Día.- ¡¡Taller de pintura de camisetas!!

Hoy empezamos el día de camino al parque, donde el plan esta vez es que los chicos tienen que pintar una camiseta.


Esta es una de las actividades que más les ha gustado y entretenido, tanto que por pintar casi no querían ni comer, ni ir a la piscina, y la verdad que las camisetas les quedaron muy chulas.


Después fuimos a la piscina, donde esta vez realizamos pequeños juegos, donde los protagonistas eran los globos de agua.

 

9º Día.- ¡¡Nos vamos al CaixaForum!!

Hoy nos vamos de salida a CaixaForum de Madrid, donde nos dividimos en dos grupos, los mayores realizaron una pequeña película de efectos especiales, donde los chicos disfrutaron un poco más que las chicas. En el cine todo es posible: volar, convertirte en gigante, trepar por las paredes, cambiar de cara o saltar de un país a otro en segundos.


En este taller Caixa Fórum nos propuso aprender a crear escenas mágicas e inverosímiles con unos medios muy sencillos donde a la vez nos motivaron trabajar en el equipo. Fue una experiencia nueva que les gustó mucho.


Los pequeños hicieron el taller azules marinos. Tras contemplar algunos ejemplos de paisajes marinos trataron de crear sus propias representaciones marinas utilizando papeles y materiales de textura, forma y tonos de azul tan variados que, combinados entre sí, les darían descubrir la riqueza de los azules del mar. 

10º Día.- ¡¡Último día!!

Hoy es el último día de la Colonia y volvemos a pasar una mañana al aire libre en el parque, donde antes de nada realizamos las encuestas sobre la Colonia. Al acabarlas realizamos juegos grupales como: pilla-pilla, la bandera, zorro… y también hacemos una pequeña guerra de agua.


Después hemos ido a la piscina donde aparte de nadar, bucear, contar las olas, realizamos diversos juegos como el Poli, jugamos hasta los monitores y nos lo pasamos en grande.


Por desgracia como es última día nos debemos a despedir, montamos una pequeña fiesta con los globos y entregamos los diplomas y pequeños regalitos a todos los participantes. Hoy nos gustaría también compartir con vosotr@s la experiencia de Mari Loli que nos ha acompañado como voluntaria en esta Colonia Urbana en Cáritas Vicaría III.


El milagro del voluntariado en Cáritas

Se dice que el tiempo es dinero; pero en Cáritas el tiempo es amor. Este verano tuve la oportunidad de participar por primera vez como voluntaria en la colonia urbana de Cáritas Vicaria III. Cuando estaba en el instituto hice algo de voluntariado en mi país pero nada comparado con esta experiencia. Desde un principio mi acercamiento con el personal de la Entidad fue una experiencia muy agradable. A veces no es fácil sentirse “en casa” estando en un país tan lejano de casa, en el que a pesar de hablar el mismo idioma las barreras pueden llegar a ser tan duras de traspasar. En todas las reuniones con los voluntarios y la coordinadora me sentí siempre parte del equipo, bienvenida y valorada por desear colaborar en este proyecto.


Tengo que confesar que al principio daba un poco de miedo: ¿cómo voy a relacionarme con los chavales? ¿Les voy a caer bien? ¿Con cuál grupo voy a "encajar" mejor, con los más pequeñitos o los mayores?... Todo eso aunado a la organización logística matutina, que suena sencillo decirlo pero volver a madrugar, preparar todo la noche anterior, no es tan simple cuando llevas más de 6 meses sin trabajar. El primer día fue algo particular tanto para los niños como para mí. Volví a casa hecha polvo ¡como me dolían las piernas! Pero con muchas historias que contarle a mi esposo y a mi padre de este grupo de pequeñitos que me habían dejado reventada pero muy feliz. Mi marido me dijo que tenía mucho tiempo que no me escuchaba tan ilusionada.


Los días siguientes pasaron entre talleres, piscina, visitas y un esfuerzo enorme por aprenderme en el menor tiempo posible más de 20 nombres (tengo que confesar que “rebauticé” varias veces a más de uno); además de hacer que ellos se aprendieran el mío. En esos días me volví guía de turista en los museos, socorrista en las piscinas y una artista famosa que volvía siempre a casa con las manos, brazos y ropa manchados de pintura. La mejor manera de cerrar las actividades y que hacía que me levantara el día siguiente muy temprano era ver esas caritas por las tardes llenas de ilusión preguntándote ¿vas a venir mañana? Descubrí que sí hay algo mejor que un café para comenzar tu día y es un abrazo de un pequeño sonriente que se cuelga de tu cuello llamándote por tu nombre, que está feliz de que hayas llegado. Estar con ellos es también mucha responsabilidad y trabajo físico, pero es muy gratificante devolverle los críos a los padres, felices, cansados y sin pupas nuevas. 


Mi vida en estas semanas ha cambiado mucho, me la paso pensando en los niños, en qué juegos les puedo poner y en que ya los extraño aun cuando todavía no se termina el curso. Este verano ha sido muy diferente de los demás, pero para bien y espero poder volver a tener la oportunidad de participar en otras actividades como voluntaria y seguramente intentare seguir trabajando con estos mismos peques que me los llevo en el corazón a todos y que deseo que sean muy felices y que tengan una vida hermosa.


Finalmente quisiera decir que entré como voluntaria a Cáritas en esta colonia urbana pensando que era yo la que les daba mi tiempo a los pequeños; pero nunca me imaginé que en realidad eran ellos los que me iban a dar a mi tanto amor… éste es el milagro del voluntariado en Cáritas.

 

O deseamos ¡¡¡¡Feliz verano a todos!!!!