Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Construyendo con las huellas la Casa Común de la Iglesia. Llamados a ser Comunidad

Cáritas Madrid. 27 de abril de 2017.- Bienvenidos un año más al encuentro de voluntariado del arciprestazgo del Barrio del Pilar de Cáritas Vicaría VIII. Este año, nos reunimos bajo el lema de “LLAMADOS A SER COMUNIDAD”.


Iniciamos la Eucaristía poniendo nuestras huellas “Construyendo la Casa Común”, Cáritas llama a formar parte de nuestra casa común, porque nada de lo humano nos es indiferente y somos todos responsables de todos.


Continuamos pidiendo perdón por aquellas actitudes, momentos, experiencias... en nuestro día a día de Cáritas que nos cierran a construir comunidad, a ver al otro como un hermano,  porque hay  necesitados sin hogar, sin trabajo,  hay personas vulnerables de diferente cultura, raza, religión y a veces no les acompañamos al caminar para amarles, con el gesto de colocar unas cadenas en el cirio pascual.


Seguimos ofreciendo aquellas actitudes, momentos, experiencias... en nuestro día a día que nos ayudan a construir comunidad con el otro, al aprendizaje común, la escucha,  el tiempo donado,  nuestros escasos recursos compartidos que generan Vida nueva  en cada Cáritas parroquial, Arciprestal y Diocesana alumbrados por la luz de la resurrección, con el gesto de desatar las cadenas y encender el cirio pascual.


Celebramos el trabajo  de Encarnita Martínez, con sus cuarenta años en una acogida parroquial, nos interpela para coger su testigo,  un sencillo testimonio de vida entregada y feliz, por este improvisado reconocimiento con un  “que Dios te lo pague”.


Una celebración alegre, rezamos cantando al son de varias guitarras con letras como “Qué lindo es vivir para amar”, “Sigue habiendo tantos pies que lavar, tanta oscuridad que iluminar” “Cada uno de nosotros te venimos a ofrecer lo mejor de nuestras vidas, donde cada día el sol luce un nuevo amanecer” “ Saber que se puede, quitarse los miedos, pintarse la cara color esperanza tentar al futuro con el corazón”.


Unas cien personas de  las siete parroquias del Barrio del Pilar,  alimentadas por el Espíritu Pascual salimos renovadas y esperanzadas para transformar un poco nuestro entorno, como expresión organizada de la caridad de la comunidad desde las acogidas de Cáritas.