Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Compartiendo aprendizajes

Por segundo año consecutivo, un grupo de jóvenes suizos que se están preparando para la Confirmación se acercan a conocer la labor de tres proyectos de Cáritas Madrid.


Cáritas Madrid. 30 de abril de 2018.- Esta mañana nos visitaban un grupo de personas de Suiza, entre responsables y jóvenes que se están preparando para la Confirmación y que estos días visitan Madrid, y querían conocer y poder colaborar en la tarea que realiza Cáritas Madrid. Uno de los "handicaps" era el idioma en este encuentro, pero entre italiano, inglés y español nos pudimos entender. Para ello durante toda la mañana estuvieron apoyandos por personas voluntarias que hacían de traductores. Algunos de los jóvenes suizos, sus padres son españoles, italianos y portugueses que tuvieron que emigrar a Suiza, en busca de un futuro mejor.


Se han repartido en tres grupos para dirigirse a tres proyectos de Cáritas Madrid. Unos han visitado el proyecto de personas sin hogar de Cáritas Madrid (CEDIA), otros el proyecto de Nuestra Señora de Valvanera y el tercer grupo la Residencia para personas mayores "Fundación Santa Lucía". 


En cada uno de los centros les han explicado la labor de Cáritas y en qué consiste cada uno de los proyectos que han visitado y las personas que nos encontramos en ellos. Posteriormente han podido participar en distintos talleres que se estaban realizando en los proyectos con los usuarios del mismo. Unos han podido arreglar el jardín con las personas sin hogar. En Nuestra Señora de Valvanera han podido conocer de la mano de los residentes cómo se realizan los jabones y velas, y han podido jugar con ellos al futbolín y al ping pong. Y en la Residencia de personas mayores han jugado con ellas a las adivinazas de palabras a través de la mímica y luego han podido ayudar en la clase de gimnasia. Para terminar ha acompañado a las personas mayores al comedor y han conocido todas las instalaciones.


Ha sido un día de aprendizajes compartidos para los jóvenes y para las personas que se han encontrado en los distintos proyectos. El idioma no fue un problema que se pudo solventar con los gestos y la buena voluntad de todos.


¡Gracias por vuestra sensibilidad hacia las personas que se encuentran en distintas dificultades y el cariño que les habéis dado!