Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Círculo de Silencio: "Por un trabajo digno, únete"

Más de 100 personas se unieron al Círculo de Silencio organizado por Cáritas Vicaría VIII.

 

Cáritas Madrid. 10 de mayo de 2017.-Cáritas Vicaría VIII organizó el Círculo de Silencio “Por un trabajo digno, únete”,  el lunes por la tarde, en la Plaza de Canal de Isabel II, junto a una concurrida calle madrileña.


El Vicario, don Ángel Camino, sacerdotes, religiosas, técnicos y voluntarios han formado un nutrido círculo de más de cien personas, solidarizado con las personas en paro o que no disponen de un trabajo digno y estable.


El papa Francisco nos indica que “Todos tenemos que luchar para que el trabajo sea una instancia de humanización y de futuro” y también que “La Iglesia está llamada a hacerse cercana a todas las personas, comenzando por los más pobres y los que sufren”.


Iniciamos el acto leyendo el comunicado con una oración, seguido de media hora de silencio, en contraste con la algarabía de los niños que jugaban en la plaza, el ruido de la ciudad, el claxon de los coches y en medio el contraste, unos cristianos reflexionan en silencio porque están  “LLAMADOS A SER COMUNIDAD”.


"LA IGLESIA AL SERVICIO DE LAS PERSONAS”, es el compromiso con las personas en situación de desempleo. Cáritas  está acogiendo, motivando y formando a las personas desempleadas para la búsqueda de un trabajo, denunciando a la vez las situaciones de injusticia, para que ese trabajo sea un trabajo digno. Se compromete apoyando la búsqueda activa de empleo, impartiendo formación que facilita el acceso al trabajo, acompañando, creando espacios de encuentro.


A todos los que sufrimos el desempleo, de una forma u otra, queremos decir que: ¡¡No tenemos que perder la esperanza!!. Nixon, joven de Haití, se acercó a preguntar cómo podía optar a ser un trabajador formado en Cáritas,  según era escuchado  y se sentía acogido, su cara sonreía  percibía que era posible soñar con un empleo.


Acompañamos a nuestros hermanos en sus dificultades, compartiendo con ellos  sus sueños y esperanzas, haciendo juntos el camino del crecimiento humano integral desde Cáritas.