Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Cáritas refuerza su apoyo a los países afectados por ébola

Aporta 50.000 euros a una llamada de ayuda de emergencia lanzada por Cáritas Liberia.


Cáritas Madrid. 7 de noviembre de 2014.- Cáritas Española ha respondido a la llamada de ayuda de emergencia lanzada por Cáritas Liberia, el país más afectado por la epidemia de ébola que continúa extendiéndose por África Occidental. Y lo ha hecho con el envío de una aportación económica de 50.000 euros para apoyar los programas sanitarios de control de la propagación del virus, acompañar a las personas enfermas y facilitar alimentos y artículos de primera necesidad a las personas más vulnerables. Esta aportación se suma a otra partida de 100.000 euros que se envió hace unos meses a las Cáritas de Sierra Leona y Guinea Conakry.

El objetivo de Cáritas Española ante el flagelo que esta epidemia está suponiendo para esos países es acompañar a la Iglesia y a las Cáritas locales en su trabajo de contención del virus y de asistencia a las personas afectadas y a sus familias. Además, la red Cáritas quiere mantener vivos en la opinión pública los efectos de esta emergencia en África, donde más de 14.000 personas se han infectado por ébola y otras 5.000 han fallecido. De ahí la necesidad de sensibilizar  a la comunidad cristiana y a la sociedad en su conjunto sobre la necesidad de mantener un compromiso activo y a largo plazo con estos países azotados por una epidemia que, allí, hace tiempo que pasó de ser una crisis sanitaria a humanitaria.

Reunión en Roma para coordinar estrategias

Así lo han señalado los miembros de la red Cáritas Internationalis y los responsables de las congregaciones religiosas que trabajan en la región afectada que, junto a representantes diplomáticos de la Santa Sede, se reunieron en Roma el 4 de octubre pasado para intentar dar una respuesta coordinada de la Iglesia en la lucha contra el virus. En la reunión, a la que asistieron los directores de las Cáritas de Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry, se definieron también las prioridades que debe contemplar esa respuesta ante la emergencia provocada por el ébola.

Dado que nos encontramos ante una situación de crisis humanitaria, una de estas prioridades es la distribución de asistencia básica a las personas que viven en las zonas afectadas por el virus, a las que tienen mayor riesgo de verse infectadas y a las más vulnerables. Otras acciones importantes son la reapertura de escuelas y de los centros hospitalarios dedicados a tratar otras enfermedades, además de mantener los programas de sensibilización a las comunidades sobre la enfermedad, sus vías de transmisión, su tratamiento y los protocolos a seguir en el cuidado de los enfermos.

Según la OMS, los países afectados actualmente por el virus son Guinea Conakry, Liberia, Malí, Sierra Leona, Nigeria y Senegal, además de España y Estados Unidos.

Pero como sucede en la gran mayoría de las emergencias humanitarias, la enfermedad ha tenido un impacto mucho mayor en las naciones más pobres y vulnerables, como Guinea Conakry (1.667 casos), Liberia (6.535) y Sierra Leona (5.338). La precariedad de los sistemas sanitarios de estos países les impide dar una respuesta adecuada a la epidemia, a lo que se añade la gran movilidad de población existente entre ellos, lo que dificulta de forma notable el control de la enfermedad. 


Fuente: Cáritas Española